A que no sabías el origen de: “Poner las manos al fuego”

Fuente: Hoy

Elizabeth Torres comparte que la expresión surgió a finales de la Edad Media en Europa ¡Te sorprenderá!

Esta expresión se originó a finales de la edad media en Europa, donde existía una institución jurídica llamada Ordalia que significa: “El juicio de Dios”. En este juicio, se decidía si una persona acusada de quebrantar las normas o cometer un pecado, era inocente o culpable.

Los jueces de esta institución realizaban invocaciones en donde, según ellos, interpretaban el juicio de la divinidad celestial.

Para ello el acusado tenía que sujetar hierros candentes o introducir las manos en una hoguera, si después de hacer esto la persona no presentaba un daño excesivo en las manos lo consideraban inocente y quedaba absuelto.

“No te pases de la raya” y checa su origen AQUÍ

Desde ese entonces el hecho de ser capaz de poner las manos al fuego por algo o alguien, tuvo un significado de total respaldo o apoyo hasta nuestros días.

¿Te gustó esta nota?

Recuerda visitar nuestras redes sociales y entérate de otros contenidos exclusivos de nuestro programa.

Facebook: HOY
Twitter: programa_hoy
Instagram: programahoy

PUBLICIDAD

Reportajes RECIENTES

PUBLICIDAD

COMENTARIOS

PUBLICIDAD

CLIPS

TE PUEDE INTERESAR