PUBLICIDAD

ACERCA DE

cq5dam.thumbnail.624.468

El Vítor y Albertano persiguen un mismo objetivo: conseguir un lugar dónde vivir y, muy a su pesar, buscar un trabajo que les permita sobrevivir y pagar la renta del cuarto que ambos deciden compartir en casa de Doña Cuca.

Desde que se encuentran, se entrelazan diversas historias que habrán de cobrar vida en cada capítulo, donde por “coincidencias forzadas de la vida”, El Vítor y Albertano atravesarán situaciones divertidas, inesperadas y chuscas, que pondrán a prueba su incipiente amistad.

Aunque al principio no se caen bien, desde el primer día deciden unirse para conseguir trabajo en lo que se pueda. Un día los veremos como microbuseros, otro se alquilarán de chambelanes, se arriesgarán a contratarse como dos divertidos payasos, sin planearlo se convertirán en actores, luchadores, guía de turistas y hasta en dos ingenuos ilegales que creen llegar a los Estados Unidos.

Desde el primer día, el Vítor y Albertano tendrán que “soportarse” con sus diferencias en gustos y formas de ver la vida, lo que hará de la serie una de las preferidas del público.

TE PUEDE INTERESAR