Manual de vuelo para sobrevivir a la escuela en línea y evitar saltos de emergencia

facebook

twitter

whatsapp

Email

Con este manual de instrucciones esperamos que todos los padres puedan disfrutar (y sobrevivir) este periodo escolar en casa

Señoras y señores, muchas gracias por preferir aerolíneas Escuela Online Airlines. Sabemos que ha escuchado rumores sobre nuestros nuevos métodos de aprendizaje, pero no se preocupe, muchas instituciones en México han demostrado que la escuela en línea puede ser benéfica en muchos niveles. A continuación, las sobrecargo le darán instrucciones completas para sobrevivir… ¡cof, cof!, DISFRUTAR de este vuelo.

En aerolíneas Escuela Online Airlines nos encargaremos de la educación de su hijo. Le pedimos de la manera más atenta seguir las instrucciones de este manual para que las responsabilidades como mamá y papá en este viaje no lo agobien.

Este manual de supervivencia es presentado por los psicólogos con experiencia generando contenidos educativos, Carla Fernández de la Fuente y José Fernández de Mentes Hábiles , la maestra en psicología clínica y profesora del Tecnológico de Monterrey , Cecilia Aedo y el maestro en pedagogía Bernardo Báez de la Universidad La Salle quienes trajeron para usted los mejores consejos para este vuelo, único en su categoría.

1. El tiempo estimado de vuelo… no existe, las condiciones son inciertas y el destino todavía queda lejos. Abroche sus cinturones y prepárese para despegar. Por cierto, si ve que las turbinas sacan un poco de humo, no desespere, nada en esta nueva normalidad funciona bien.

Mamás y papás, hay que aceptar que ahora la escuela es en línea, dejemos atrás las negociaciones. Podemos enojarnos también con todo el mundo porque creemos que nadie entiende por lo que estamos pasando, pero tarde o temprano tendremos que reconocer que no podemos tener el mismo desempeño en todas las áreas de nuestra vida cotidiana. Cuando logremos aceptar esta nueva normalidad nos motivaremos y nos daremos cuenta de que incluso podemos sacar cosas positivas de la pandemia.

2. Las puertas laterales de este avión solo se abrirán en caso de emergencia, no coma ansias y quiera arrancarlas de tajo cuando sienta que nadie lo escucha.

Hay que reconocer que no podemos hacer todo en un día. Si esa tarde se nos quemó el arroz, pues no importa, a lo que sigue, porque no podemos abarcar todas las tareas de la casa, la chamba y las vidas de nuestros hijos como antes lo hacíamos.

3. El equipo de vuelo estará siempre para apoyarlo en lo que necesite. Es posible que las sobrecargo no hagan las cosas como usted las haría, pero teniendo en cuenta la situación, no son tiempos para ser exigente.

Hay que soltar todo lo que nos estorbe en este momento. Si los hijos o la pareja pueden ayudarnos a cocinar y hacer las labores de la casa, ya es una ganancia de entrada. Muchas veces no queremos que nos ayuden los demás por miedo a que no hagan las cosas como a nosotros nos gustaría. Pero estos no son tiempos para ser exigentes, sino para colaborar entre todos y buscar soluciones a los problemas cotidianos. Si nuestra pareja no sabe picar la cebolla como nos gusta, o a uno de nuestros hijos se le coló un calcetín rojo en la ropa blanca, no hay que perder el control, necesitamos toda la ayuda posible y ellos también están aprendiendo.

4. Escuela Online Airlines pondrá a su entera disposición un equipo de expertos en salud mental para los pasajeros que estén al borde del ataque de nervios.

No es fácil enfrentar esta situación. Es importante reconocer que cuando nos estamos volviendo locos por el encierro, necesitamos ayuda terapéutica. Nosotros, más que los niños, estamos expuestos a toda la información de la pandemia: cuántos infectados, cuántos muertos, etc. Hay que dejar de tener miedo a pedir ayuda, y si es de parte de un experto terapeuta, ¡mejor!

5. En este vuelo no está solo, miles de familias más lo acompañan. Recuerde que todos vamos juntos en este avión de la nueva normalidad y todos se sienten tan frustrados como usted.

Nadie está en una situación ideal. Darse cuenta que los otros papás también la están pasando mal puede reducir nuestras expectativas sobre la educación de nuestros hijos en estos tiempos. Estamos en un momento donde nos sentimos rezagados, no tenemos contacto con los demás y pensamos que seguramente somos los peores padres del mundo porque no podemos hacer todo lo que tenemos planeado en el día para nuestra familia.

6. Los profesores de Escuela Online Airlines siempre estarán a su disposición, ellos se encargarán de la educación de sus hijos y se esforzarán porque los pequeños aprendan lo necesario en el curso escolar.

No debemos pensar que podemos hacer lo mismo que hacíamos cuando podíamos mandar a nuestros hijos a la escuela. Los profesores se encargarán de dar seguimiento a la educación de nuestros hijos. No debemos creer que como las clases presenciales se terminaron, ahora nosotros debemos tomar el mando de su educación.

7. Le solicitamos no esperar a que todo regrese a como era antes. Esto puede causar ansiedad y depresión durante el vuelo, aunque se vale llorar para desahogarse.

Planear dinámicas desde cero es importante. Hay que sentarse a planificar cómo va a ser la dinámica de la nueva normalidad. Organizar actividades paralelas a las de nuestros hijos es una buena idea para llevar la agenda del día a día. Tenemos que ser conscientes de que el niño no es autorregulable, hay que vigilarlo y organizar bien los tiempos de nuestros hijos.

8. En caso de que su cabina colapse recuerde que siempre puede valerse de familiares y personas cercanas.

Existen ya familias completas que se organizan con otras para crear grupos de estudio por día. Se organizan para repartir los días en los que cada familia se encargará de un grupo de niños para dar seguimiento a sus tareas. Durante este periodo tan difícil hay que valerse de la familia o personas cercanas.

9. En caso de despresurización de la cabina colóquese la mascarilla de oxígeno usted, respire profundo, y luego colóquela a sus seres queridos.

Debemos ser autocompasivos como padres. Si las cosas no salieron como lo planeado ese día, o incluso esa semana, debemos soltar la idea de que podemos hacer las mismas cosas que hacíamos antes de la pandemia. El bienestar propio, ser empáticos con las propias limitantes y errores ayudará que haya menos presión flotando en el ambiente.

10. En este avión le solicitamos su completa colaboración, de no hacerlo, su cabina corre el riesgo de colapsar.

Todos en casa tenemos la capacidad de aprender cosas nuevas. Repartir las tareas desde el desayuno, hasta bañar a las mascotas, es esencial para que la convivencia en familia no se vuelva una pesadilla.

11. Para el mejor confort de sus pequeños, recuerde que los hábitos de esparcimiento harán el viaje más ligero.

Cuando un niño llega a la escuela en un día normal (sin pandemia), lo primero que hace no es abrir el libro de matemáticas, sino entrar al patio con sus amigos antes de que toquen la campana. Por eso recomendamos que antes de iniciar un nuevo día en la escuela en línea, preparar el desayuno con ellos o mirar juntos un capítulo de sus serie favorita ayudará a arrancar con fuerza el día; conocer personajes infantiles será su nueva pasión.

12. Las sobrecargo brindarán bitácoras de viaje, para que así sea más claro tener trazado el destino.

Si no podemos estar al 100 porciento pendiente de nuestros hijos, recomendamos solicitar, junto a otros padres de familia, bitácoras físicas o electrónicas para que estemos pendientes del desempeño de los pequeños. Esta bitácora también puede hacerla un padre en su casa, para registrar el desempeño por día; ver qué materias les son fáciles y les gustan, y qué otras les son difíciles.

13. Nos interesa conocer su experiencia del vuelo al final de cada semana, por eso le pedimos llevar un diario emocional en una pizarra.

Así como se debe llevar una bitácora escolar, es importante que los padres puedan crear formas inteligentes para saber cómo se sienten sus hijos. Llevar una pizarra de emociones puede ser útil. En un pizarrón, cartulina o incluso en el refrigerador se pueden colocar diferentes imanes o estampas por día que reflejen distintas emociones durante la semana o incluso el mes. El niño puede acercarse a la pizarra y decidir por él mismo cómo se sintió ese día. Esta forma de sincerarse puede revelarnos muchas inquietudes de nuestros hijos.

14. En este avión se privilegian los espacios de estudio silenciosos y aislados.

Muchos papás no ponemos a estudiar a nuestros hijos en sus cuartos con la puerta cerrada por temor a que se distraigan, pero si el niño está en un lugar como la sala, donde hay más flujo de personas, puede volverse un problema grave para la concentración. Un niño no puede estar con el perro al lado y la mamá en una junta por zoom enfrente de él.

15. Cada 20 minutos las sobrecargos entregarán materiales didácticos y divertidos para los niños.

Muchas escuelas han bajado el tiempo de las clases a 20 minutos porque se sabe que más de ese tiempo un niño ya no puede retener información y fácilmente buscará distractores. Para hacer tareas, los padres también debemos estar conscientes de este factor. Dejar que se distraigan durante 20 minutos fuera de la computadora y después regresar a la tarea otros 20 minutos mejorará su desempeño y ánimo.

16. Aunque sus hijos deben ir resguardados por un adulto, no olvide que en este vuelo lo importante son los niños y hablar con personas de su edad es vital en viajes muy largos.

Para un niño, sentarse a platicar con sus amigos o compañeros es una de las cosas más disfrutables de ir a la escuela. Crear grupos de estudio en línea para hacer la tarea o estudiar para un examen puede ser un gran factor de cambio y desempeño.

17. Sabemos que para todos esta forma de volar es una nueva experiencia, pero por favor no dé por hecho que para su hijo esta situación es más sencilla.

Esta situación es difícil para todos. Por eso no solo podemos pedirles a los niños que trabajen. Siempre debemos partir del entendimiento de qué es lo que le hace falta a nuestros pequeños. El contenido escolar muchas veces no los engancha. El papá debe escuchar al niño para repuntar sus conocimientos.

18. Para evitar el entumecimiento de piernas y derrier después de tantas horas sentados, recomendamos que cada tanto usted y su familia dediquen un momento a estirarse.

Después de un día pesado en la escuela, lo normal antes de la pandemia era que un niño saliera a jugar con sus amigos, pero ahora eso es imposible. La única forma de liberar estrés es haciendo ejercicio. Planear algo alejado de la ciudad durante el fin de semana, como ir a hacer hiking a la montaña o ir al bosque de Chapultepec puede ser buena idea para que nuestros hijos liberen estrés.

19. Las sobrecargo pasarán cada semana a entregar premios a los pequeños pasajeros de este vuelo.

Si su hijo está distraído y no puede concentrarse en sus deberes, ya sea por depresión o simplemente por flojera, incentivarlos con pequeños premios ayudará a que no terminen como sombrerero loco.

20. Escuche a su hijo para saber si él ha entendido las instrucciones de vuelo y, sobre todo, ¡de evacuación!

Un muy buen tip para ser maestro en casa es siempre dirigirse de manera respetuosa a sus alumnos. Esto quiere decir que los niños también esperan ser escuchados. Nunca debemos dar nada por hecho y es recomendable indagar no solo qué tanto ha aprendido nuestro hijo, sino saber cómo se siente.

21. Gritar o hacer uso de violencia hará que el ambiente en la cabina de pasajeros se vuelva insoportable.

Si se debe reprender a un niño nunca debemos aplicar violencia. Los niños ya están muy estresados por la situación que estamos viviendo.

22. Sabemos que los asientos del vuelo están designados para tener un mejor desempeño en la escuela en línea, pero este es un vuelo especial, por lo que recomendamos preguntar a los niños si prefieren pasillo o ventanilla.

Todos recordamos los molestos pupitres de la escuela, por eso, si el niño se siente más cómodo en un sillón o incluso en su propia cama, hay que darles esa oportunidad. Brindarles autonomía los hace responsables de sus decisiones. Si no les funciona el espacio que eligieron para el buen desempeño escolar, es recomendable hablar con ellos para explicarles que quizá otro lugar en la casa puede ayudarlos.

23. Le recordamos que pocas veces se tiene la oportunidad de ir así de apretad… ¡Juntos!, en un vuelo.

Recomendamos a todos los papás y mamás aprovechar este tiempo en familia para crear dinámicas y fortalecer vínculos que no habían sido posibles. Pasar tanto tiempo en familia puede ser muy divertido y hará que terminemos tan unidos como Los Increíbles.

Queremos recordarle que nadie estaba preparado para enfrentar este reto. Gestione sus propias reglas, siempre siguiendo las normas de salubridad oficiales de la pandemia. Muchas gracias por preferir Escuela Online Airlines, disfrute su vuelo.