El exmandatario priista mandó a hacer una edición a las escenas referentes al Ejército mexicano

Agencia México

Carlos Salinas de Gortari censuró la película ‘Rojo amanecer’

facebook

twitter

whatsapp

Email

A 50 años de la masacre de Tlatelolco por parte del Gobierno mexicano, se revela que el expresidente pidió editar la cinta que narra el fatídico episodio

La película del director Jorge Fons ‘Rojo amanecer’ es un referente cinematográfico que busca preservar la memoria sobre la matanza que marcó un día negro para México y el mundo.

Se filmó en 1989 y narra la masacre por parte del Gobierno mexicano y sus fuerzas armadas al movimiento estudiantil, ocurrida el 2 de octubre de 1968, no obstante, y pese a que ya estaba todo listo para conmemorar el fatídico acontecimiento con el estreno de la cinta, quien fuera en ese sexenio el presidente de México, Carlos Salinas de Gortari, mandó a censurar ciertas escenas del filme, según evoca el diario El Universal.

Basándose en dicha publicación, Jorge Fons visitió junto a su equipo de trabajo la residencia oficial de Los Pinos antes del estreno para presentar la cinta en presencia del entonces presidente.

Al finalizar la proyección, Carlos Salinas de Gortari dio su visto bueno a la cinta aprobando su exhibición al público, sin embargo, solicitó que fueran editadas y retiradas las escenas en que se hacía mención del Ejército mexicano, así como la escena final en la que un soldado pasaba por un edificio de Tlatelolco.

Tras dicha censura, el director aceptó modificar su obra para que pudiera exhibirse en las salas de cine lo más pronto posible.

El guion no se había dado a Radio, Televisión y Cinematografía (RTC) porque seguro lo censurarían, sabíamos que estábamos arriesgando todo por algo bueno’, declaró Jorge Fons al diario.

Fue en mayo de 1989 que 'Rojo amanecer' inició filmaciones en un foro cercano al Estadio Azteca de la Ciudad de México que buscaba emular un departamento del Conjunto Habitacional Urbano Nonoalco Tlatelolco. La cinta fue filmada en un principio con un presupuesto muy precario; no obstante, el proyecto fue financiado parcialmente por Valentín Trujillo.

‘Julio (hijo de Fons) llevó muebles propios, y los Bichir (Bruno y Demian) sus fotos de niños como decoración; María Rojo y demás, prácticamente no cobraron por su trabajo. Todos estábamos muy comprometidos, fue una película que hicimos sin dinero, entrábamos temprano y salíamos a las diez u once de la noche. Queríamos hacer un buen trabajo’, recordó Fons.

Con el pasar de los años, ‘Rojo amanecer’ ha sido un recordatorio visual de la cruel matanza a los estudiantes y ha servido de inspiración para otros proyectos relacionados al tema, como ‘Borrar de la memoria’, de Alfredo Gurrola, o ‘Tlatelolco, verano de amor’, de Carlos Bolado.