Pedro Romo en entrevista para 24XSegundo

Televisa Networks

Pedro Romo revela los grandes secretos detrás de ‘La Risa en Vacaciones’: ¿las bromas eran reales?

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor habla de lo nunca antes revelado de esta saga; desde la broma que prohibieron hasta al actor que le rompieron una costilla

“En el mar la vida es más sabrosa”, rezaba la canción que por 10 películas le daba identidad a la saga más popular del cine mexicano: La Risa en Vacaciones, la cual se rodaba la mayor parte en Acapulco y que, por fin uno de sus actores principales Pedro Romo , revela este jueves 19 de marzo a las 9:30 de la noche, en entrevista para 24X Segundo , donde conoceremos si las bromas presentadas ahí eran actuadas.

En la emisión conducida por Óscar Uriel y Esteban Macías, la cual se transmitirá por el canal De Película , el actor asegura que La Risa en Vacaciones -que el protagonizó junto a Paco Ibañez y Pablo Ferrer- rompió con los estereotipos sociales de que veían el cine mexicano a finales de los 80, además de salir bien librado en la época donde predominaban las películas en video.

Aunque reconoció que en un principio no pensaba que esta cinta se convertía en un éxito.

“Yo siempre quise hacer cine y de repente me dan esta oportunidad”, recuerda Romo, que relata que cuando vio el póster de la primera cinta (1989) dijo: “Diosito yo te pedí que me permitieras hacer cine, pero yo me veía rodeado de actores como Blanca Guerra, Héctor Bonilla por qué con estos dos cuates en una película que nadie va a ir a ver”.

Asimismo, narra el origen de estas películas cuando al director René Cardona, le ofrecieron un proyecto en televisión de cámara escondida que rechazó, pero a cambio respondió que si querían algo así, fuera como nunca se había hecho: en la pantalla grande.

Al principio los estudios de cine solo firmaron un contrato para hacer solo tres películas con miras a que no resultara un gran éxito.

“El día del reestreno agarré mi coche y me fui a dar una vuelta por Reforma y llego al cine Chapultepec y veo una cola que daba tres vueltas a la manzana y dije: ‘no puede ser’. Así estaba el cine latino, el de Insurgentes y todos”.

La pregunta común que rodea a La Risa en Vacaciones es que si las bromas presentadas eran reales o actuadas a lo que Pedro se sinceró al decir que se dieron ambos casos.

“La gran mayoría fueron bromas reales, sobre todo en las cuatro primeras, la mayoría. Ya después costaba mucho trabajo porque la gente ya nos ubicaba y era más difícil hacerles broma. Si se dan cuenta a partir de la 5 se hacen más con extranjeros que con nacionales”.

Además, comentó que sí existieron bromas que salieron mal y se repetían con extras ya que no ayudaba mucho la persona que había participado, incluso a Pablo Ferrer lo llegaron a golpear cuando hacía el “pasito tun tun”: “Le rompieron la costilla de un bolsazo y le rompieron el dedo de un pie por un pisotón. A él fue a que peor le fue y eso que llevábamos seguridad”.

También narró la broma que la Secretaría de Gobernación prohibió mostrarla ya que ponían a un grupo de extranjeros contra la pared para “fusilarlos” y al final le aventaron agua con mangueras, provocando la amenaza de demanda y hasta una mujer desmayada.

La improvisación resultó parte importante en este proyecto: “Eso fue un taller para mí. Le agradezco mucho a René que me haya ‘forzado’ a hacer esto porque yo estaba renuente y me sirvió muchísimo. Ahora hago centro nocturno y veo lo que aprendí con La Risa en Vacaciones con la improvisación fue maravilloso”.

Pedro habla de la bromas favoritas que hizo como el del personaje de cavernícola que se bajaba de un barco usando taparrabos y tenis y se iba encima de la gente, que se pegaba unos sustos.

“Los del ciego siempre funcionaron bien y las bromas que se utilizaron mucho de efectos especiales como mover vasos o el bote de ropa sucia caminando”, recuerda.

Cuando se filmaba la octava entrega, René Cardona le avisó al elenco que sería la última en la pantalla grande, mientras que después se concretó con Univision la realización de dos cintas más para esta cadena latina en Estados Unidos.

Es la única saga mexicana con tanta secuela, incluso, personas han llegado a comentar que gracias a estas cintas, el público de otras naciones conocieron Acapulco.

Pedro dijo que esta serie de películas lo encasillaron en un “bromista” y muchas veces no lo querían para otros proyectos: “Me dolía en el ego muy fuerte porque empecé haciendo teatro del estilo de ‘Esperando a Godot’ de Samuel Beckett y cosas así y de repente que te cataloguen como un cuate que solo hace bromas pues sí estaba medio difícil”, enfatizó.

No obstante, también le permitió ingresar a las telenovelas como Yo amo a Juan Querendón o regresar al teatro con personajes más grandes.

Mucha gente sigue preguntando por qué ya no se hacen. “No creo que tendrían el mismo resultado porque es tanta la comunicación que existe ahora, tantos recursos que hay para hacer tantas cosas que ya de esta forma seria muy difícil”, opina el comediante.

Tras la muerte de Paco Ibañez en 2008, Pedro ya no tiene mucho contacto con el elenco de La Risa en Vacaciones y dice que de repente se encuentra con Pablo Ferrer, quien ahora se dedica a la abogacía.

No te pierdas a Pedro Romo en entrevista de 24XSegundo este jueves 19 de marzo a las 21:30 horas por el canal De Película.