Alborada, telenovela mexicana con Arturo Peniche, Lucero y Fernando Colunga

Televisa

Estas son las 5 telenovelas que mejor han resaltado el pasado de México

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recordemos juntos estas producciones de época que muestran el pasado de México a la perfección.

Desde una óptica histórica o ficticia pero totalmente verosímil, nuestras queridas telenovelas pueden proyectar muchos usos, costumbres y hasta complejidades políticas y sociales del ayer lejano de un territorio o nación.
Relatos de época o producciones que contaron momentos clave en la historia de nuestro país, estas 5 telenovelas que te presentamos ahora son aquellas que mejor han reflejado en su trama un gran respeto y cariño por el pasado de México.

1. Amor Real

A veces la vida nos pone pruebas que solo un amor verdadero puede superar. Esta fue la desgarradora historia de Matilde Peñalver y Beristain, hija de una familia aristocrática al borde de la ruina en el México del siglo XIX. Enamorada de Adolfo Solís, militar cuyo único defecto era ser pobre, esta trágica chica fue obligada a casarse con Manuel Fuentes Guerra, médico y heredero de una inmensa fortuna.
Con todo su drama, esta historia se desarrolla durante la Revolución Mexicana, recordándonos cómo las familias mexicanas podían perderlo todo de un momento a otro. La ficción respetó la realidad, entregándonos una maravillosa producción con las impecables actuaciones de Adela Noriega, Fernando Colunga y Mauricio Islas.
Todos lo sabemos: se convirtió en un clásico de la televisión nacional.

2. Alborada

En acuerdo por una buena dote, Doña Carlota casa a su nieta Hipólita (interpretada por la entrañable Lucero) con Antonio, papel de Arturo Peniche. Tras la muerte de Doña Carlota, la joven Hipólita queda a merced de su suegra, Doña Adelaida de Guzmán (Zully Montero), quien la maltrata y humilla constantemente, sobre todo por no consumar con su esposo y no quedar embarazada.
En paralelo, el joven Luis Manrique y Arellano (Fernando Colunga), nacido en el pueblo mexicano de Cuencas, cae en una trampa de su propio primo Don Diego Arellano, conde de Guevara (Luis Roberto Guzmán), quien lo engaña por temas de negocios e intenta matarlo. El joven huye, y al no tener donde esconderse entra en la propiedad de Doña Adelaida, quien lo manda apresar.
Doña Adelaida ve el parecido físico que Luis Manrique y Arellano tiene con su hijo Antonio y le ofrece la libertad bajo una condición: esa misma noche debe entrar en la cama de Hipólita haciéndose pasar por Antonio y embarazarla. Y lo hace.
Ese encuentro desencadenará una serie de eventos que cambiarían por completo los destinos de Hipólita y Luis, quienes no podrán borrar de sus vidas la pasión de ese perverso encuentro, marcando las clásicas normas mexicanas que regían en la alta sociedad de aquél entonces.


3. Pasión

Este relato de amor y traición conjuga el presente y el pasado, mostrando la intrigante historia de Santiago (Sebastián Rulli) y Camila (Susana González). En su romántica celebración matrimonial, son atacados por los hombres de Don Jorge Mancera y Ruíz (Juan Ferrara). Tras una fuerte pelea, Santiago es herido y Camila secuestrada. Al día siguiente, Camila logra escapar y regresa al pueblo en donde tiempo después es raptada por unos piratas, quienes la venden a Don Timoteo de Salamanca y Almonte (Germán Robles), un rencoroso millonario que desprecia a su familia.
Esta fue la primera vez que se le presentó a la audiencia mexicana una historia de piratas nacionales. ¡Y nunca la olvidarían!

4. La antorcha encendida

Una clase de historia que marcó la forma en la que veíamos televisión. Después de trescientos años de descontento de la población indígena por la injusticia, la explotación, la pobreza y la desigualdad por parte de los españoles, los criollos deciden proponer la formación de un gobierno autónomo. Es ahí donde comienza una conspiración encabezada por Don Miguel Hidalgo (Juan Peláez), Ignacio Allende (Ernesto Laguardia) y Josefa Ortiz de Domínguez (María Rojo). La telenovela se estrenó en 1996, justo en el contexto político y social moderno más duro para México: tras una crisis económica y una serie de pleitos entre futuros candidatos a la presidencia del país, esta producción sirvió como parteaguas para recordarnos por qué vale la pena luchar por la justicia.
:)

5. Gritos de muerte y libertad

Esta propuesta audiovisual, al igual que la anterior, inicia con hechos históricos. En el año 1808 el corregidor Francisco Azcárate encabezó un golpe de estado al virrey de la Nueva España para crear un estado autónomo; sin embargo fue arrestado durante el movimiento.
Con grandes actrices y actores como Irene Azuela, Odiseo Bichir, Diego Luna y Alejandro Tomassi siendo parte del elenco de esta serie llena de intrigas, traiciones y lucha, la recordaremos por siempre en nuestra memoria y especialmente en las fiestas patrias.