Soraya Montenegro repartió y recibió bofetadas en María, la del barrio (1995-1996)

Instagram/

Las 8 mejores villanas de las telenovelas mexicanas

facebook

twitter

whatsapp

Email

Estas actrices nos pusieron los pelos de punta con sus grandes actuaciones como villanas de telenovela. La lista nombra a las mejores (o peores). ¿Nos faltó alguna?

Una historia siempre es tan buena como su villano. Pero siendo realistas… ¡las telenovelas tienen mejores villanas! Desde la madre rencorosa hasta la mujer que hace todo por amor, no hay una de las maquiavélicas personas en esta lista que no hayan realizado actos impíos para mantenernos bien entretenidos capítulo tras capítulo. Al final de cuentas, para eso existían.

Villanas tenemos muchas, pero la televisión mexicana ha visto desfilar a 8 grandes mujeres que harían temblar a cualquiera, y te las presentamos en este ranking ascendente en maldad.

¿Estás de acuerdo con la lista? Más te vale, pues a ellas no hay nadie que les pueda hacer frente…

8. Carlota Espinoza de los Monteros

Comenzamos la lista con una villana –interpretada por Leticia Calderón– no muy conocida pero que realmente exudaba maldad en la pantalla chica, enfocando cada acto de su vida para destruir a su hermana y sobrina, a quienes deseaba quitarles todo en la telenovela En nombre del amor. ¿Qué puede ser peor que lastimar a tus seres queridos? Vivir odiando y haciéndole la vida imposible a tu amor eterno, quien decidió alejarse de ti para convertirse en sacerdote.

¿La compadeces? Nosotros no.

7. Doña Juana Arellano vda. de Manrique

Las telenovelas de época en México siempre han tenido múltiples villanos; desde políticos hasta guerrilleros, todos han sido tentados para imponer el mal en las vidas de los protagonistas. Sin embargo, no hay nada peor que los aristócratas queriendo imponerse sobre el más débil, ¿cierto? Doña Juana era una fina miembro de dicho grupo en el México Colonial. Ella amaba tanto a su hijo que lo intercambió con su sobrino, quien era el verdadero Conde de Guevara cuando era un bebé. Tuvo que ocultar que era madre de Diego, quien creció para convertirse en violador, asesino y demente. Al final, no pudo con esta desgracia y se suicidó tras envenenarlo.

Otra clase de actuación de la gran Daniela Romo.

6. Evangelina Vizcaíno

¿Creíste que hablaríamos de villanas sin mencionar a Diana Bracho? La tía Evangelina Vizcaíno fue una psicópata que maltrataba a su hermana y sobrina ya que les guardaba un tremendo rencor culpándolas de haberse robado el amor de su vida. Su castigo fue, finalmente, pasar sus últimos días junto a un nido de ratas. ¿Lo recuerdas? Cadenas de amargura, ¡qué gran telenovela!

5. Bárbara Greco

¿Te imaginas a 'La novia de América' en un papel de villana? Esto conmocionó al país completo: Lucero, en vez de dar vida a la mujer protagónica, decidió retarse a sí misma dándole vida a Bárbara Greco en Mañana Es Para Siempre. A la actriz le tocó encarnar a La Hiena. Al final el amor triunfó y su rostro quedó deforme; terminó sola en la cárcel con una carta de consuelo que le dejó su hija. Como todo gran enemigo, ella nunca se arrepintió de sus actos de vileza.

4. Soraya Montenegro

¿Por qué Soraya se encuentra en el puesto 4, tan lejos del número 1 y ni siquiera en el podio? Bueno, sus antecesoras –todas de diferentes épocas– han sido mucho más rudas con sus actos de venganza que este caprichoso e histérico personaje. La archienemiga de María la del barrio utilizó todas las armas que tenía para separar a la pareja protagonista, haciéndose pasar por muerta para cometer, de manera anónima, otras increíbles maldades como maltratar a su hijastra inválida e involucrarse sexualmente con el hijo de su eterno rival.

Gracias Itatí Cantoral por esta maestría de maldad.

3. Angélica Narvaez

Chantal Andere, la villana por excelencia en la programación mexicana, ha tenido roles de malvada durante toda su carrera profesional; sin embargo no hubo una más temible que Angélica Narváez de Santibáñez en la novela Marimar de 1994. Esta rencorosa mujer fue la culpable de que la pobre Marimar –interpretada por la cantante Thalía– se haya quedado sin sus abuelitos, de que haya pisado la cárcel por un delito que no cometió y también que ¡sacara la cadena del lodo con la boca!

EL HORROR.

2. Tamara de la Colina

Con poco cabello y grandes planes para salirse con la suya, de todas las villanas interpretadas por Cynthia Klitbo, la peor fue la desastrosa Tamara de la Colina. A este personaje lo conocimos en la novela El privilegio de amar hace 20 años, en 1998. La pobre huérfana Cristina Miranda (Adela Noriega), protagonista de la telenovela, sufrió constantemente de su venganza, aunque terminó quedándose sola y perdiendo la cabeza.

1. Catalina Creel

La madre de todas las villanas de México. Fue en 1986 cuando María Rubio interpretó a Catalina Creel en la telenovela Cuna de Lobos, siendo una de las villanas más importantes de la historia de la televisión nacional. Catalina era tan maléfica que hasta asesinó a varias personas cercanas a ella, empezando por su esposo. Al final descubrimos que el parche era un estigma autoimpuesto y que realmente no lo necesitaba. ¿Por qué haría algo así? Sólo una mente perturbada podría entenderla…