Actores de La Herencia son suegro y yerno; pocos lo sabían

El actor destapó que su suegro hizo lo imposible para que no saliera con su hija
Por: Valeria Contreras N.
Lead
Televisa
Estos actores de La Herencia comparten un gran vínculo familiar
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Leonardo Daniel no solo llama la atención por su inigualable talento, recientemente también porque su hijo comenzó un romance con la hija de Gaby Rivero; pero ahora el actor sorprendió al destapar qué estrella de la telenovela ‘La Herencia’ es su suegro.

El histrión reveló que está casado con Lilan Davis, hija ni más ni menos que el primer actor y comediante Rafael Inclán, con quien ha compartido créditos en diversas ocasiones.

Detalló en una entrevista con Gustavo Adolfo Infante que fue amor a primera vista y que desde que conoció a su esposa, con quien lleva más de 31 años juntos, supo que era el amor de su vida. Sin embargo, a Inclán no le cayó muy bien la idea e hizo hasta lo imposible para que se diera el primer encuentro.

“Me separé (de mi primera esposa) y al poco tiempo, un año más o menos, conozco a una niña, porque yo estaba haciendo una película con su papá. Entra, la veo y digo ‘de ahí soy, quiero y merezco’. Rafa hacía todo lo imaginable para que yo no me acercara a ella, yo pensé que era su chava, no es que yo quiera hablar mal de mi suegro y dije ‘no, no, me cae que no’”, comentó.

Leonardo Daniel indicó que pese a la actitud de su ahora suegro, horas después la conoció y así surgió su historia de amor.

“La estuve buscando hasta que a la hora de la comida, no le quedó más remedio que decirme ‘te presento a mi hija’. Mira yo le dije ‘yo respeto a las mujeres de mis amigos, pero a las hijas no’. Nos empezamos a hacer de mañas para vernos, eso fue hace 31 años y no nos hemos separado ni un minuto”, comentó el actor de La Herencia.

Fue en 1995 que Leonardo Daniel se casó con la hija de Rafael Inclán y fruto de su matrimonio tuvieron a sus tres hijos.

“Tenemos tres hijos, la grande es Florencia, luego mi hijo Patricio, que desde niño dijimos que iba a ser artista, y la enana que ya tiene 18 años, sí es adoptada. Desde que éramos novios, siempre me decía ‘yo quiero tener dos hijos naturales y un adoptado’, uno de novio siempre dice ‘sí’”, comentó.