Facebook Amber-lee Friis

Muere Amber Lee Friis, finalista de Miss Universo 2018

facebook

twitter

whatsapp

Email

La joven, quien representó a Nueva Zelanda en Miss Universo 2018, falleció a sus 23 años

Amber Lee Friss, finalista de Miss Universo Nueva Zelanda, falleció el pasado lunes 18 de mayo, a sus 23 años, de acuerdo con la información publicada por el portal Daily Mail, al reportar que la policía en dicho país confirmó que atendieron el caso como una ‘muerte súbita’ y lo remitieron al forense.

La página de Facebook de Miss World Nueva Zelanda confirmó la noticia con el siguiente mensaje: “todos en Miss World NZ estamos terriblemente tristes al escuchar esto. Amber cambió por completo su viaje de concursante, después de un ‘bamboleo’ temprano terminó siendo una de las concursantes más positivas y comprensivas que tuvimos en los 7 años que obtuvimos la licencia MU. Ella superó mucho para unirse a nosotros en primer lugar y se ganó nuestra admiración y respeto desde el primer momento”.

Mientras que la agencia The Talent Tree, que representaba a la modelo, también le dedicó un emotivo mensaje.

“Es con inmensa tristeza que reconocemos el repentino fallecimiento de la bella y talentosa Amber Lee Friis. Ella fue una de nuestras modelos originales en The Talent Tree y finalista en Miss Universe NZ 2018 (Miss World Nueva Zelanda). Nuestras sinceras condolencias para sus familia y amigos”, señala.

El sitio de espectáculos previamente citado reportó que la joven se convirtió en finalista de Miss Universo NZ en 2018, a los 21 años, y viajó a Tailandia para la competencia principal.

En el pasado, Amber había confesado que había sido víctima de bullying en la escuela, ya que señalaban sus ojos rasgados y su piel morena, además tuvo problemas en casa, ya que había días en los que su familia no tenía dinero para comer. “Recuerdo que me senté en mi habitación una noche y pensé lo difícil que podría ser la vida. A temprana edad, sientes que el mundo te pesa sobre tus hombros”, dijo a Stuff.

A los 15 años, la reina de belleza decidió mudarse con su novio y estudió mecánica mientras trabajaba en una pizzería, pero tuvo problemas con su peso, ya que un año después llegó a pesar 96 kilos.

Tras superar los diversos obstáculos en su vida, comenzó a bajar de peso y se convirtió en reina de belleza, siguiendo sus propias convicciones al no ocultar sus tatuajes.