Armando Hernández revela, entre lágrimas, que vivió en la calle

El actor detalló qué difícil situación lo llevó a vivir en dichas condiciones
Por: Valeria Contreras N.
Lead
Instagram
Armando Hernández de Me caigo de risa vivió en la calle
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Armando Hernández es uno de los integrantes de la familia disfuncional de Me caigo de risa, donde llama la atención por su irreverencia y simpatía; pero ahora, conmovió a sus fieles admiradores al relatar entre lágrimas que vivió en situación de calle hace años.

En entrevista con Yordi Rosado, el actor abrió su corazón y se sinceró, como nunca antes, sobre el difícil episodio que vivió cuando tenía tan solo once años y es que relató que tomó dicha decisión tras el divorcio de sus padres.

“La secundaria fue un momento crítico para mí, se divorcian mis papás cuando tengo 11 años, había muchos problemas, pasamos de ser una familia unida y hasta ejemplar a algo totalmente diferente... mi mamá se fue y de alguna forma mi hermana y yo quedamos varados”, narró el conductor.

Armando Hernández detalló que tras la partida de su mamá, comenzó a pelear mucho con su padre, hecho que complicó su estado emocional, por lo que tomó la decisión de abandonar su casa.

“Hubo un momento que discuto con mi papá y me salgo de la casa, dejo todo, nos peleamos por un malentendido. Discutimos muy fuerte, yo decidí salirme, tenía como 13 o 14. Me salí en mi bicicleta y un peluche, me fui sin rumbo a la calle. Me quedé varios días en la calle”, detalló.

Entre lágrimas, el actor relató que su hermana lo buscó y le ofreció su ayuda, la cual días después aceptó.

“Mi hermana me buscó, me dijo que me fuera a vivir con ella mientras veíamos qué onda. Me fui con ella. Salí tan dolido que no pensé (en dónde viviría), cuando me cansé de andar en bicicleta me detuve y me dormí, fue muy cerca de La Raza, pasaron varios días hasta que mi orgullo lo calmé y decidí irme a vivir con mi hermana, pero en esos momentos no mides el peligro”, expresó.

El conductor de Me caigo de risa no solo recordó ese momento de su vida, también detalló que a la misma edad comenzó a trabajar repartiendo volantes de una fábrica de ropa, con lo cual solventaba sus estudios.

“No había otra cosa más que escuela y de ahí a lo de mi papá (comprar su comida), luego conseguí un trabajo, volanteaba en el centro, trabajaba ahí. Era una tienda de ropa, me dieron la oportunidad ahí, me iba para todos lados, yo sabía que ganarme 100 pesos era una joya. El dinero era para la escuela, ayudaba”, precisó Armando Hernández, quien años después recordó ese episodio de su vida.

Y es que durante la grabación de una cinta, utilizó todo lo que vivió en la calle y durante su adolescencia para llorar en una escena y ahí fue cuando recordó que consumió comida en mal estado para sobrevivir.

“Cuando salí de mi casa y viví en la calle unos días había una caja con una bolsa de arroz, y eso fue lo que comí días después de que me salí. Quería recordar ese momento para poder sacar la emoción. Fue lo primero que comí en varios días, era arroz echado a perder, pero el mejor alimento que he probado en mi vida ha sido eso”, narró Armando Hernández llorando.