Affleck actualmente mantiene una relación sentimental con la productora del programa Saturday Night Live, Lindsay Shookus

The Grosby Group

Ben Affleck aparece feliz y saludable en la reunión de AA

facebook

twitter

whatsapp

Email

El histrión ha luchado contra su adicción al alcohol durante muchos años, la primera vez que buscó tratamiento fue en 2001

En medio de su divorcio con Jennifer Garner, Ben Affleck fue captado muy sonriente mientras asistía a una reunión de alcohólicos anónimos.

Fuentes cercanas al actor informaron a medios internacionales que, como parte de su tratamiento, Affleck está tomando clases de meditación, además, el fin de semana pasó tiempo con sus hijos, Violet, de 12 años, Seraphina, de 9, y Samuel, de 6 años.

Affleck y Garner anunciaron su separación en 2015 después de 10 años de matrimonio, pero no solicitaron el divorcio hasta dos años después. Su separación aún no se ha finalizado y está en peligro de ser descartada debido a la falta de documentación, según el tribunal de Los Ángeles.

Sin embargo, el compromiso ha sido un proceso largo, en parte debido a la lucha del intérprete de Batman con el abuso del alcohol.

"Jen no cerrará este capítulo hasta que esté segura de que los niños estarán en las mejores manos todo el tiempo", aseguró una fuente allegada a la pareja.

El histrión ha tratado de combatir su adicción durante muchos años, incluso buscó tratamiento por primera vez en 2001, esto lo compartió en redes sociales después de concluir su programa de rehabilitación en marzo de 2017.

"Quiero vivir la vida al máximo y ser el mejor padre que pueda ser. Quiero que mis hijos sepan que no hay que avergonzarse para obtener ayuda cuando la necesitan y para ser una fuente de fortaleza para cualquier persona que necesite ayuda”, escribió el actor en Facebook en ese momento.

Affleck actualmente está saliendo con la productora de Saturday Night Live, Lindsay Shookus, pero una fuente reveló que la actriz, Jennifer Garner, no quiere que los niños vivan con Lindsay o que la tengan en sus vidas.