El villano de telenovelas Carlos Miguel cambia su vida y ahora vende tacos

Conoce a esta estrella que participó en ‘Dos Mujeres y un Camino’, quien ahora se gana la vida con su propio negocio
Por: Erik Solís
Lead
Mezcalent
La última aparición de Carlos Miguel en las telenovelas fue en 'Amores con Trampa' en 2015.
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Carlos Miguel es un actor, quien vio la cumbre del éxito en las telenovelas en las décadas de 1990 y 2000 en melodramas como ‘Dos Mujeres y un Camino’, ‘Soñadoras’ y ‘Volver a empezar’, pero ahora su vida cambió y tras alejarse de los reflectores, creó su propio negocio.

El histrión se asoció con un amigo de la adolescencia para poner un puesto de tacos de cochinita pibil en la Ciudad de México, su compañero tiene la labor de cocinar y el histrión la de atraer a la gente.

En una entrevista que dio para un programa de espectáculos, Carlos Miguel compartió que: “Él tiene la receta, es un hombre muy activo, va, cocina, yo me encargo de atender a los clientes, de picar la cebolla, de poner el queso, de envolver para llevar”.

A pesar de dedicarse al negocio de los alimentos, el actor también mostró sus intenciones de continuar en la actuación, por lo que busca oportunidades en el teatro.

En otra conversación con otro medio de comunicación, el actor narró que en 2012 su vida dio un giro de 180 grados cuando fue víctima de secuestro.

"Fue en la calle, yo salía de un llamado. Iba a ser secuestro exprés, pero resultó que al ver las fotos de mis hijas, y también traía un recibo de la prepa de una ellas, y con el recibo de la escuela de ella y la foto la localizaron la dirección y todo y me llevaron a la hora de la salida de la escuela, nada más le preguntaron la hora, era para que yo supiera y en los bancos sacara todo el dinero y todo el crédito que tuviera. Me llevaron a la casa hubo que firmarle la factura de dos coches que tenía", recordó.

Mientras estuvo privado de su libertad, Carlos Miguel fue torturado por sus secuestradores, quienes le decían que querían ver si era tan malo como lo aparentaba en la televisión.

"Me sacaron los tendones, me cortaban cartucho de la pistola y me disparaban sin cartucho y yo sin poder ver y me decían: 'Ahora sí te vas a morir, maldito actor'", reveló.

Tras pasar casi una semana en la incertidumbre, Carlos Miguel fue liberado por sus captores, quienes lo abandonaron una madrugada en ropa interior en calles de la Ciudad de México.

"Como a las 4:00 am, del cuarto o quinto día, me sube a la camioneta, yo creí lo peor, me cascañeaban los dientes, estaba todo sangrado. Estaba llueve y llueve. Me dejó allá por Zaragoza en un bóxer y chanclas para que no corriera", continuó.

Aunque recobró su libertad, el secuestro le dejó daños irreversibles, al haber sido brutalmente golpeado por sus captores, por lo que, además de perder algunos dientes, también perdió parte de la memoria y de oído.

"Perdí un poco de memoria, de oído, de vista. Ahora uso gafas, antes no", confesó.

Por estas razones las oportunidades de volver a la actuación se le han limitado, pues los golpes que recibió y los daños irreversibles que le provocaron que dejara de ser tomado en cuenta por los productores de las telenovelas.

Su último trabajo en la televisión fue en la telenovela 'Amores con trampa', de 2015, y desde entonces ha tenido algunas apariciones en 'Como dice el dicho’.