'Yo soy Betty, la fea' vs 'La fea más bella'

Televisa

'Yo soy Betty, la fea' vs 'La fea más bella': ¿cuál es mejor?

facebook

twitter

whatsapp

Email

Ponemos a prueba a la serie base, 'Yo soy Betty, la fea', con su versión mexicana, 'La fea más bella'. ¿Quién ganará?

Muchas veces pensamos que las versiones de telenovelas exitosas nunca son buenas, que la producción original siempre será inigualable y, por consiguiente, la mejor versión de la historia. Sin embargo, en ocasiones la audiencia y los fanáticos de las novelas se llevan una sorpresa GRANDE al ver que el melodrama que tanto aman fue mejorado.

Por ello hemos decidido poner a prueba a un clásico de la televisión contra su versión mexicana: 'Yo soy Betty, la fea' (1999-2001) vs. 'La fea más bella' (2006-2007). Cada tópico las hará acreedoras de dos puntos por ganar y uno por empatar, así al final decidimos cuál es la mejor versió en uno de los versus más reñidos de la televisión hispana.

:)

1. HISTORIA = GANADORA: 'YO SOY BETTY, LA FEA'

Actualmente se tiene conciencia que no es correcto (de hecho, nunca lo ha sido, pero bueno...) juzgar a una mujer por su físico en vez de por su profesionalismo, y pareciera que el guión base de ambas producciones fue realmente precursor en el empoderamiento de la mujer. Pero, seamos realistas, que 'Yo soy Betty, la fea' sea primera en la cronología le da un plus en este apartado sobre su versión mexicana, sobre todo por la originalidad.

2. LA PROTAGONISTA = GANADORA: ANGÉLICA VALE COMO LETICIA PADILLA SOLÍS

No cabe duda que Ana María Orozco hizo un excelente trabajo protagonizando a Beatriz Aurora Pinzón Solano. Su personaje es uno de los más icónicos en la historia de las telenovelas. Sin embargo, fue Angélica Vale –quien viene de una dinastía tremenda de artistas de los escenarios– quien logró reinventar un personaje con todos sus talentos como actriz y cantante: interpretación, melodrama, música… Angélica logró con Leticia Padilla Solís lo que ninguna otra mujer había hecho antes en la televisión mexicana: una empatía genuina por su dolor y su amor.

3. EL REPARTO = GANADORA: 'YO SOY BETTY, LA FEA'

Aunque la versión mexicana tuvo a grandes protagonistas como Jaime Camil y Angélica Vale, y geniales antagonistas a José José y a Angélica María, es un hecho que los personajes que hicieron aún mejor la experiencia de pasar nuestras tardes en Ecomoda fueron el punto decisivo para convertir a 'Yo soy Betty, la fea' en una de las mejores telenovelas de la historia. Los papeles de Jorge Enrique Abello, Natalia Ramírez y Lorna Paz "La Peliteñida" siempre tendrán un lugar especial en nuestro corazón.

4. LOS GALANES = GANADORA: 'LA FEA MÁS BELLA'

Aquí no hay que buscar más: Jaime Camil y Juan Soler son dos de los galanes de telenovelas más guapos e importantes de la industria: uno, que actualmente se encuentra triunfando en Broadway; el otro, Juan Soler, es uno de los artistas más respetados de la pantalla chica. Aunque Armando Mendoza Sáenz fue un gran partido para Betty, nadie podrá sacarnos de la cabeza las encantadoras sonrisas y el sentido del humor de Fernando Mendiola y Aldo Domenzaín en 'La fea más bella'.

5. FINAL = EMPATE

Aunque muchos hemos pensado que al final ambas protagonistas debieron alejarse de los dos hombres que le hicieron la vida imposible, no hay por qué obviar la fortaleza de las mujeres tanto en su vida profesional como en el amor. ¿Quién dice que no puedes ser una mujer independiente y, al mismo tiempo, estar enamorada de alguien? El hecho es que ambas telenovelas nos dieron mucho que pensar: en la versión colombiana vemos cómo, tras la boda, la pareja se asoma a ver al nuevo integrante de la familia: un bebé que será bien cuidado y amado por sus tías adoptivas del "Cuartel de las feas"; en la versión de Televisa terminamos con la boda entre Leticia y Fernando, mientras Aldo hace una nueva vida en la playa y Tomás Mora cumple su sueño de casarse con Alicia Ferreira. Un par de finales que conmovieron a toda la audiencia durante muchos años.

VEREDICTO: ¡ES UN EMPATE!

Este es un caso muy especial en el que, si bien la versión mexicana acierta en aspectos muchos más importantes, la original siempre tendrá un lugar especial en la historia y el gusto del público. Al ser dos grandes producciones, únicas en su estilo y género, vale la pena recordar por qué amamos las telenovelas. :)