Foto: The Grosby Group

¡Julia Roberts escapó de los depredadores sexuales!

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recibe lo mejor de Las Estrellas directo a tu correo

La estrella hollywoodense dijo que nunca se ha sentido acosada, abusada ni intimidada por alguna figura masculina de la industria del entretenimiento

Por: Armando Guadarrama. La estrella hollywoodense Julia Roberts declaró recientemente en el programa norteamericano 'Today'  no haberse sentido acosada, abusada ni intimidada por alguna figura masculina de poder de la industria del entretenimiento en ningún momento de su exitosa carrera artística de ya 30 años.

Estas declaraciones surgen a partir del reciente “boom” de famosas que en un acto de arrojo y valentía han salido a señalar públicamente a quienes las hicieron pasar un mal rato en algún punto de su trayectoria.

A pesar de que la actriz de 50 años comenzó su carrera en una época donde estos temas “pasaban de noche” para no armar escándalos y en una industria donde este tipo de relaciones de poder son el pan de cada día, ella confesó sentirse extrañada de no haber vivido nada de esto, lamentando no saber cómo se debe sentir estar en una situación de ese tipo y calificando el hecho como “feo de muchas maneras”.

Dijo sentirse afortunada por no haber sufrido ninguna especie de acoso sexual: “Todo es tan feo… yo nunca tuve esa experiencia. Quiero decir, casi me siento mal al decir esto porque no sé por qué yo me libré de ello”, agregó. "Escucho algunas de esas desgarradoras historias y pienso en mi hija. Es horrible, pero no ha sido parte de mi experiencia como actriz"

No es la primera vez que se pronuncia sobre este tema, ya que al conocer la primera acusación en contra del magnate de Hollywood y productor de cine Harvey Weinstein, con quien trabajó al haber formado parte de películas producidas por Miramax, empresa que él preside, declaró: “Un hombre corrupto y poderoso ejerce su influencia para abusar y manipular a la mujer. Hemos escuchado esta historia exasperante y desgarradora innumerables veces antes. Y ahora lo vemos aquí de nuevo”.

Para después asegurar que mantenía la esperanza de que “finalmente nos unamos como sociedad contra este tipo de comportamiento predatorio, para ayudar a las víctimas a encontrar sus voces y su curación, y para detenerlo de una vez por todas”.