El Privilegio de Mandar

Foto: El Privilegio de Mandar

‘Meade’ es el hombre del momento en ‘El Privilegio de Mandar’

facebook

twitter

whatsapp

Email

‘El precandidato a la presidencia del PRI’ puso en aprietos a sus rivales políticos, y hasta al ‘Presidente Peña’, al irse 'por la grande'

“José Antonio Meade” protagonizó el nuevo episodio de “El Privilegio de Mandar” y no es para menos pues, desde que “lo destaparon” para irse por “la grande”, no hay lugar en el que no esté o se mencione.

Aunque le aplicó el poderoso “dedazo” al ex secretario de hacienda, “Peña” nuevamente no sabe cómo va a aplicar las rotaciones en su gabinete. Por eso quiso llamarle a “Osorio”.

Pero no “Chong”, sino al director técnico de la selección mexicana, que también es “experto” en rotaciones sorpresivas.

Aun así, la conferencia en donde lo presentaron como “el elegido del PRI” fue todo un éxito y, por fin, todos pudimos ver que “el dedazo” existe… ¡y vaya que es grande!

Mientras unos se la pasaban bomba, a otros casi se les va la boca chueca por la preocupación de que los “madrugaron”. Por supuesto, los más angustiados fueron “El Peje” y “Anaya”.

Desde los cuarteles generales de “Morena”, el político, junto a su leal “Monreal”, está desesperado pues, aunque no lo parezca, ¡no sabe quién va a ser el “presidenciable de su partido”! Todo queda resuelto cuando desbloquea su cel.

En un “chacaleo”, “Anaya” también demostró que también tiene el dedo largo. Sólo falta ver si “Mancera” y anexos les parece adecuado que sea él el candidato del “Frente Ciudadano por México”.

No podía faltar una de las consentidas del público: ¡Doña Márgara Francisca! Y en esta ocasión, fue la voz del pueblo al ponerse en su lugar en el programa “Un Minuto Para Mentir”.

Puso en las cuerdas a Mancera”, “Anaya” y, por supuesto, a nuestro protagonista… “¡Meade!”. Sobre todo cuando dijo que no tuvo nada que ver con los “gasolinazos”. De inmediato, le apareció una “espantosa equis”, diría Chabelo.

Al final, quedó demostrado que de novedad no tiene nada la precandidatura de “Meade” pues, al ir a estrechar manos a la “Confederación de Trabajadores de México (CTM)”, quedó demostrado que en el “PRI” sólo conocen un periodo histórico… ¡el jurásico! Aquel donde los acarreados se quedan sin pilas, pero se las recargan con una torta y un refresco.