null: nullpx
Premio Lo Nuestro

Mujer descubre que solo fue invitada a la misa de una boda, pero no a la fiesta

La invitada a una boda narró el 'incómodo' momento que vivió cuando le pidieron que se retirara del banquete.
Publicado 20 Feb 2024 – 04:39 PM ESTActualizado 20 Feb 2024 – 04:39 PM EST
Comparte
Cargando Video...

Mujer descubrió que solo fue invitada a la misa de la boda de una compañera de trabajo, pero no a la fiesta y su relato se volvió viral desatando la furia de los internautas.

La invitan a la misa de la boda, pero no a la fiesta

En una de esas historias reales que parecen sacadas de un guion de telenovela mexicana, cobra relevancia en Internet el testimonio de una mujer a quien le quedó como experiencia siempre leer las letras chiquitas de una invitación.

La ‘afectada’ recordó que, a los 20 años, una compañera de trabajo le hizo llegar la invitación a su boda, en Escocia, a donde llegó luego de 8 horas de camino (más 8 de regreso) solo para toparse con una incómoda situación.

Resulta que después de la ceremonia religiosa, la mujer descubrió que su invitación solo le daba acceso a la misa y a un par de copas por la noche mas no a la fiesta ni al banquete.

“Tomamos fotografías de la novia, nos relacionamos con otros invitados y subimos al transporte hasta la recepción donde se celebraría la cena. Llegamos al lugar y, como todos los demás, estamos revisando el plano de las mesas para nuestros asientos. Y seguimos revisando. Pero no podemos encontrar nuestros nombres. El maestro de ceremonias se acerca y pide ver nuestras invitaciones, a lo que afirma rotundamente que sólo nos invitaron a la iglesia y a tomar unas copas por la noche y que tenemos que irnos”, relató.


La mujer, junto a otra compañera del trabajo, decidieron marcharse del lugar y se refugiaron en un restaurante de la localidad esperando pasar el tiempo para regresar por “las copas” incluidas en su invitación.

Sin embargo, se encontraron con una sorpresa más y es que ella y su compañera eran las únicas que no fueron requeridas en el banquete, pues el resto de los invitados llevaban ya varias horas disfrutando de la fiesta.

¿Por qué la invitaron a la misa de la boda y no a la fiesta?

Los límites de estancia en el evento, recordó, venían marcadas en las letras pequeñas de la invitación que, más tarde se enteró, llegó a sus manos únicamente por el consejo que su jefe de trabajo le dio a la novia.

"Ni mi colega (que ahora era amiga al final del viaje, compartía vínculos traumáticos jajaja) ni yo nos habíamos dado cuenta de que no estábamos incluidos en todo el evento y la novia luego dejó escapar que solo invitó a personas de la oficina porque nuestro jefe le había dicho que era lo más educado”, contó.


Finalmente, la mujer contó en Internet que la vuelta de 16 horas no fue del todo una mala experiencia pues pudo conocer la hospitalidad de los lugareños que las recibieron con los brazos abiertos en un bar de la localidad luego de que el encargado del lugar donde se alojaban contó lo que había pasado. Internautas rechazaron la acción de los anfitriones y la poca claridad de su invitación.


Comparte