¿Qué esperas para probar la comida de Canadá?

iStock

El mejor mercado de comida en el mundo está en Canadá

facebook

twitter

whatsapp

Email

St Lawrence Market en Toronto es un lugar imperdible para comer y un símbolo de la diversidad que hay en la ciudad canadiense

Después de vivir medio año en Toronto y haberlo visitado en tres ocasiones más (ya sé, estoy traumada con ir, pero ¿qué hago? Amo locamente a esta ciudad), si me pidieran que lo describiera en una sola palabra, inmediatamente y sin titubear respondería con: multicultural; infinitamente multicultural.

Claro que hay muchos más adjetivos buenos que agregarle como: fascinante, segura, limpia y moderna, pero si realmente quieres ver un ejemplo de paz entre seres humanos, debes ir a Toronto y experimentarlo en carne propia. Para que te des una idea, subirte a un trolebús y escuchar tres pláticas diferentes en tres idiomas distintos, es lo más normal del mundo porque aquí conviven en perfecta armonía diferentes lenguas, nacionalidades, culturas y religiones. Y no nada más conviven, sino que cada una tiene "su territorio" (por decirlo de alguna forma), es decir, su pequeño spot en donde se han establecido; de esta forma tenemos a un Little Italy, Korea Town, China Town, Kensington Market (los latinos), entre otras.

Pero si hay un vértice en la ciudad donde podemos ver una probadita de todas estas culturas juntas, éste es definitivamente el St Lawrence Market, mismo que -por cierto- ostenta el título del "Mejor mercado de comida en el mundo", por encima de otros como el Greenmarket de Nueva York o el Borough Market de Londres. Esto según la lista de National Geographic.

Lo curioso es que más allá de ser un inigualable sitio para comer y comprar todo tipo de comida, es un símbolo de las raíces históricas de la ciudad, así como un icono que representa orgullosamente el eslogan y la forma de vida en Toronto: "La diversidad, nuestro fuerte".

UNA PROBADITA DEL MUNDO...LITERALMENTE HABLANDO

¿Por qué es tan importante este mercado; qué ofrece que lo hace tan especial? Si quieres tener una probadita de los sabores del mundo, éste es lugar para hacerlo: desde la mejor miel de Nueva Zelanda, misma que puedes encontrar en el local llamado Honey world; pasando por la excelente repostería de Praga que ofrece Aren't We sweet?

los pescados frescos canadienses y de otras partes del mundo que venden en Domenic's Fish; el delicioso sushi que te preparan en Teriyaki Quick Sushi; o también puedes encontrar el famosísimo vino de hielo canadiense ice wine en el estante de Peller Estates, donde con gusto te dan a probar el vino que elijas.

Y EL LOCAL FAVORITO DE COMIDA ES..

Como puedes notar, es un mercado con muchísima variedad de gastronomías de todo el mundo, sin embargo si hay un local que se lleva las palmas de oro, ése es Carousel Bakery, donde desde hace 30 años venden su "mundialmente famoso y aclamado" sándwich de tocino canadiense.

Referirse a estos sándwiches como mundialmente famosos, no es exageración. Diversos medios de comunicación de todo el mundo han ido a grabarlos, entrevistarlos y tomarles fotos: desde periódicos en Singapur, hasta revistas de gastronomía en Italia y sitios web en Argentina, por mencionar algunos.

Ahora bien, ¿cómo son los sándwiches? Se trata de una especie de lo que conocemos en México como torta, pero con un pan más suavecito y relleno con tocino canadiense, cuyo nombre original en inglés es peameal beacon y se inventó en este mercado en 1882. A diferencia del tocino que conocemos, éste no viene en tiritas, sino en rebanadas gruesas y está empanizado por las orillas. El peameal bacon se saca del lomo del cerdo, se le exprime la grasa y se apachurra hasta formar rebanadas; posteriormente se empaniza con maíz, se condimenta y se fríe.

Describirlo como delicioso es quedarse corto.

ASÍ NACIÓ EL ST LAWRENCE

El mercado comenzó en 1884 como un corredor de barcos a un lado del Lago Ontario donde los comerciantes se acercaban a vender sus mercancías. Recordemos que el lago era lo que conectaba a Toronto con el mundo, así que significaba un excelente lugar tanto para vender, como para comprar todo tipo de artículos y comida. No obstante, la ciudad creció muy rápido y pronto el espacio fue insuficiente, por lo que tuvieron que mudarse temporalmente a lo que hoy se conoce como City Hall, mientras construían el nuevo mercado en la acera de enfrente de su vieja ubicación.

El nuevo St Lawrence Market abrió en 1904 y aunque no tenía electricidad, ni aire acondicionado, ni refrigeradores, fue considerado como muy modernista para su época, pues estaba construido con piedra y metal, además de que era a puertas cerradas, a diferencia del anterior que era mitad en interiores y mitad exteriores.

A los tres años, el nuevo mercado había decaído mucho: todo se estaba derrumbando una vez más y el olor era insoportable debido a la falta de refrigeración de los productos y a los animales (gallinas y patos) que corrían de un lado a otro, ensuciando todo a su paso. A pesar de que pensaron en demolerlo, la gente prefirió rescatarlo y volver a remodelarlo, adaptando las nuevas necesidades.

Finalmente en 1977, el St Lawrence Market de Toronto se reabrió a como lo conocemos hoy y con él el vecindario entero cambió, convirtiéndose en un lugar muy popular y agradable para vivir.

HORARIOS

El día en el que el mercado está lleno de vida es el sábado, pues por tradición es cuando van los granjeros de los suburbios para ofrecer sus cosechas que son frescas y a buenos precios. No obstante el mercado está abierto de martes a sábado en diferentes horarios. Para consultarlos, así como ver el directorio de locales: www.stlawrencemarket.com