¿Cuáles son las características de Leo? Todo lo que debes saber del signo zodiacal

facebook

twitter

whatsapp

Email

El rey de la selva y del Zodiaco goza de rasgos muy particulares que le brindan una personalidad de lo más dominante.

El Sol ha entrado en Leo , dando la bienvenida a la temporada de este signo (23 de julio - 22 de agosto). El quinto signo del zodiaco se distingue por su confianza en sí mismo y por su gusto de ser el centro del atención, justo como lo es el astro que lo rige, el dador de vida: el Sol.

Que no quepa la duda de que la lealtad de un Leo es inquebrantable. El signo representado por el león es devoto a sí mismo y a su manada. También lo es a su reino, por más chico o grande que sea. Puede ser a su familia o una empresa o hasta su pareja o alguna pieza proveniente de algún trabajo creativo.

Estés donde estés, siempre podrás escuchar su rugido, pues al feroz rey de la selva le gusta llamar la atención, le agrada ser visto. Por estas mismas razones, no será raro toparse con Leos que sean actores, cantantes o cualquier otro tipo de artista. ¿Dramáticos? Sí, y mucho. ¿Exuberantes? Demasiado. ¿Decididos? Los más.

La vida está aquí para gozarla, así piensa un Leo . Y si la vida real no es lo suficientemente entretenida o excitante, este signo hará todo lo posible para construir una hipérbole de su propia existencia. "Más es más", el mantra predilecto de Leo . Y es por eso que la palabra "pasión" describe a la perfección su personalidad. Entre más apasionado sea, el trabajo, el sexo, el drama, la vida, mejor.

La imagen pública funge como pilar para este signo. Le brinda confianza en sí mismo. Ya sea por su manera de caminar, vestir, hablar o por su característica melena, un Leo se hará notar. No habrá fiesta o evento social en el cual pase desapercibido. Ojo con su ego y orgullo, pues son atributos que le brindan una personalidad de lo más terca.

Eso sí, nadie podría pedir por un mejor amigo. Es genuinamente generoso, protector amable, noble y muy divertido. El mundo sería más aburrido sin la presencia de los Leos.