Aspecto del spa, restaurante y panadería de Spiro y Marlet Aguilar

Foto: Exclusive Beauty Spa y Mythos

Crean un 'oasis' para los sentidos en un rincón de Oaxaca

facebook

twitter

whatsapp

Email

Un fotógrafo griego y una maquillista mexicana comparten su amor por el arte y los placeres de la vida en un exclusivo retiro ubicado en la capital oaxaqueña

“Oaxaca es el corazón artístico y cultural de México”. La frase parece parte de una campaña turística pero la dijo Spiro, un fotógrafo griego que ha hecho de la tierra de Benito Juárez su hogar.

“Nuestra experiencia aquí nos ha mostrado que éste no sólo es un lugar artístico, sino también un sitio donde puedes descubrir cosas maravillosas que no encuentras en ninguna parte del mundo”, afirmó Spiro en entrevista telefónica.

Spiro es originario del suroeste de Grecia y está casado con Marlet Aguilar. Ella es una maquillista oaxaqueña -aunque nacida en Canadá- que dividió su vida entre el país de la hoja de maple y México, hasta hace un año en el que finalmente se instaló junto a su esposo en Oaxaca.

Ahora, después de construir una vida juntos, decidieron erigir en un rincón de la capital oaxaqueña un exclusivo oasis para los viajeros que no conocen fronteras y saben que los grandes placeres de la vida pueden encontrarse a la vuelta de la esquina.

My partner in crime ❤👑

Una publicación compartida de Marlet Aguilar (@makeupartist_marletaguilar) el

“Siempre tuve la intención de regresar a Oaxaca y cuando él conoció aquí se enamoró. De ahí surgió la idea de traer un concepto muy diferente, algo que los turistas de Oaxaca no han visto. En un mismo lugar existen un spa, un restaurante y habrá una panadería”, contó Marlet por su parte.

Pequeños grandes placeres en Oaxaca
El concepto que inaugurarán el sábado 24 de marzo incluye el Marlet Aguilar Exclusive Beauty Studio & Spa, a cargo de la propia Marlet y su staff, donde los viajeros pueden recibir tratamientos faciales, masajes y creaciones de maquillaje, y el restaurante Mythos, ideado por Spiro como una experiencia culinaria que combina elementos de dos mundos.

Además, se sumará una panadería de tipo artesanal.

"Somos artistas y también nos gusta mucho la comida. No nos podemos llamar chefs, pero una de nuestras pasiones, cuando tenemos tiempo libre, es hacer pan artesanal, de ahí surgió la idea de la panadería”, explicó Marlet.

En su espacio, ubicado en la calle 5 de Mayo, en el barrio de Jalatlaco, Oaxaca, Spiro y Marlet buscan proyectar y brindar a sus visitantes la buena energía con que se cristalizó el proyecto y brindar un servicio exclusivo en un lugar enmarcado por el encanto de este estado del sur del país.

La pareja reconoce que Oaxaca posee muchos elementos para que todos los viajeros se enamoren de ella, como la gente, el clima, la comida, la cultura, el arte, el paisaje y buscan, a través de este proyecto, enriquecer el encanto de la capital oaxaqueña con el objetivo de que los viajeros que lleguen ahí se sientan como en su hogar.

“Creamos un espacio donde la gente se pueda sentir cómoda y en casa, pero sobre todo un lugar donde nosotros pudiéramos compartir con ellos todas las cosas que amamos”, concluyó Spiro.