Como burro en primavera... ¿así te sientes?

iStock

Como burro en primavera: ¿fantasía o verdad?

facebook

twitter

whatsapp

Email

Estamos "como burro en primavera", se dice coloquialmente, pero ¿a qué se refiere esta frase?

Llegó la primavera y, como cada año, todo parece florecer. Además del paisaje, pareciera que los ánimos comienzan a desbordarse. Estamos "como burro en primavera", se dice coloquialmente, pero ¿a qué se refiere esta frase?

Flechazo en primavera
Para comenzar, la frase "como burro en primavera" se compone de dos elementos significativos: el burro, que tradicionalmente es un referente poco sutil de virilidad exagerada, y la primavera, como la época del año en que las especies comienzan su etapa de apareamiento. La combinación de estos dos referentes dan lugar a una imagen folclórica y jocosa del instinto sexual, característico de esta temporada.


via GIPHY

¿Qué nos pasa esta mañana?
Pero la verdadera naturaleza de este fenómeno está íntimamente vinculada con la primavera como período estacional del año y su influencia en los seres vivos. La explicación es una combinación de factores, comenzando por el alargamiento del tiempo de luz solar en el hemisferio norte del planeta. Este aumento de incidencia de luz solar provoca en los seres vivos una reactivación de sus funciones aletargadas durante el invierno.

Además, la luz del sol favorece la creación de vitamina D, dopamina, norepinefrina y oxitocina, hormonas cuyo incremento en el organismo provoca sensaciones de bienestar, optimismo, energía y, por supuesto, un despertar del apetito sexual.

via GIPHY

En esta efervescencia biológica, los organismos comienzan a liberar al medio ambiente feromonas y endorfinas, con el fin natural de incitar a la procreación. ¿Has escuchado aquello de que "el amor está en el aire"? Pues, lo que está en el aire son estas sustancias liberadas que provocan reacciones en nosotros. Nos volvemos más enamoradizos.

via GIPHY

Y, para aderezarlo todo, el incremento en las temperaturas obliga a portar menos ropa o ropa más ligera , lo que es a su vez una invitación a apreciar el sexo opuesto. Así es, llegó la primavera, y definitivamente está en el aire.