iStock

Cinco señales de que estás teniendo sexo con la persona correcta

facebook

twitter

whatsapp

Email

Besarse con pasión no es la única señal, hay más, ¡conócelas!

Es fácil creer que se puede tener relaciones con cualquier persona para disfrutar de un orgasmo; sin embargo, la realidad es otra. A menos que el orgasmo sin intimidad sea tu objetivo, necesitarás más que el deseo para sentirte satisfech@. Afortunadamente, existen cinco señales que indican que estás teniendo sexo con la persona correcta.

1. Besos perfectos
Ni mucho ni poco, ni mucha lengua ni con las justas, te gusta morderle el labio y te encanta que te muerdan. Si se besan y sienten que se desvanecen como si el tiempo no importara, es un hecho que estás teniendo sexo con la persona correcta. De otro modo, sal corriendo, pero ya.

2. Como viniste al mundo
No te da pena caminar completamente desnuda delante de tu pareja y te sientes súper cómoda con tu cuerpo tal y como es. Te sientes libre, feliz y muy deseada. Sexualidad sin censura. ¿Qué mejor prueba para darte cuenta que estás en el camino correcto?

3. Boquitas de caramelo
Das placer y recibes placer por igual, porque entre ustedes la clave es, ¡yo te doy y tú me das! para tener relaciones sexuales justas y equitativas. Pero, no te equivoques, aquí las únicas estrellas no solo son la boca y la lengua, mirarse a los ojos ardientemente durante el acto es como la cereza en el pastel.

4. Juguemos en el bosque
Estás dispuesta a entrarle a cualquier juego sexual que te proponga, eso sí, hasta donde ambos se sientan cómodos. No se trata de obligar, sino de explorar juntos y sin tapujos, fantasías y deseos que no te atreverías a intentar con nadie más. Complicidad total .

5. Pienso en ti
Esta es la prueba máxima: te masturbas pensando en él o ella. Ningún indicador es tan certero como este. Cuando te masturbas piensas en quien quieras, como, cuando y donde quieras, ¿cierto? Mírate al espejo, alégrate y sigue sonriendo porque estás teniendo sexo con la persona correcta.

Fuente de referencia: Vogue y El Clarinete.