#MexicanFakeBlogger 'desenmascara' a influencers tramposos

iStock

Desenmascaran a 'influencers' mexicanos por comprar seguidores

facebook

twitter

whatsapp

Email

El proyecto #MexicanFakeBlogger evidencia a usuarios de Instagram que adquieren miles de followers de la noche a la mañana con el fin de atraer la atención (y los favores) de distintas compañías

#MexicanFakeBlogger es un proyecto que busca construir una relación más honesta entre los "influencers" y las empresas, educando a estas últimas acerca de las prácticas fraudulentas del "influencer marketing".

Para ello, documentan y grafican las tendencias, actividades inusuales, likes sospechosos y analizan el engagement de usuarios de redes sociales cuyo repentino crecimiento en popularidad denota que han comprado seguidores al menos una vez o han incurrido en acciones cuestionables.

Éstos son algunos de los "influencers" mexicanos que #MexicanFakeBlogger ha señalado:

Los "influencers" son personalidades que cuentan con decenas de miles e incluso millones de seguidores en redes sociales, donde generan conversación y reacciones en torno a los contenidos que comparten. Dicho de otra manera se trata de líderes de opinión en internet cuya "voz" puede motivar el consumo.

Por ello, los "influencers" son consentidos por distintas marcas, que firman acuerdos comerciales con ellos, les otorgan productos o servicios y los promueven, esperando a cambio incrementar sus ganancias o cambiar la percepción de dichas marcas gracias a estos "voceros" o "embajadores".

Sin embargo, aunque un número exorbitante de seguidores pueda impresionar a las compañías, la realidad es que éstos no implican un verdadero impacto en el mercado.

Un administrador de #MexicanFakeBlogger, quien prefirió no dar su nombre, explicó vía correo electrónico que para descubrir este tipo de prácticas utilizan Social Blade, una herramienta que mide el cambio en el número de seguidores a través del tiempo y que, aunque por sí sola no dice nada, la interpretación de los resultados depende del análisis de quien la implementa.

"Cualquier herramienta que te permita ver los demográficos de la cuenta y su engagement te puede servir para tu investigación, pero no hay nada que sea infalible, no hay una herramienta por la cual pagues, pongas un nombre de usuario y te diga 'es real' o 'es falso'. Es trabajo de la gente en marketing digital investigar y revisar múltiples métricos para armar un perfil y sacar conclusiones", escribió la fuente.

De acuerdo con los gráficos que muestran en su perfil de instagram , donde por cierto ya tienen más de 16 mil seguidores, las cuentas que analizaron presentan incrementos inusuales de usuarios, pérdidas de los mismos como reacción en cadena y muy poca actividad relevante en cuanto a likes y comentarios.

A la caza de impostores
Actualmente, #MexicanFakeBlogger ha puesto en evidencia a algunos "influencers" mexicanos cuyas cuentas sociales hablan de moda, belleza y estilo de vida, que es un campo en el que las marcas invierten proporcionando productos y servicios a estos personajes con la finalidad de ser promovidos.

Sin embargo, ante el origen poco confiable de su audiencia y la facilidad con la que ésta los abandona, los único beneficiados son los propios "influencers" que reciben los beneficios de las marcas sin poder asegurar que su alcance sea real.

'Yo no compro followers'
Pako Castañón, uno de los "instagrameros" señalados por #MexicanFakeBlogger en una lista que supera 40 perfiles sociales analizados que presentan el mismo comportamiento: subidas repentinas en la cantidad de seguidores y pérdidas casi inmediatas de los mismos, rechazó incurrir en prácticas deshonestas.

“Lo niego rotundamente, no sé cuál sea el criterio de las personas que están detrás de esta plataforma, la verdad me tiene sin el mínimo cuidado, mi 'vlog' yo lo hago por hobby y no vivo de esto”, comentó en entrevista telefónica.

Castañón es señalado de presentar actividad anormal en redes sociales para incrementar su número de seguidores.

“Lo único que puedo decir en mi defensa es que desde el primer 'giveaways' que hice yo continué haciendo algunos porque a mí, en lo personal, sí me servían para incrementar engagement en cuanto a comentarios y likes”, dijo.

Los "giveaways" son mecánicas por las que un "influencer" pide que lo sigan de forma masiva para realizar la rifa de algún producto de valor entre sus seguidores al llegar a determinado número de audiencia en sus redes sociales y es una práctica que atrae a followers por un interés comercial y no de forma genuina.

“Ellos dicen que cuando entras a un giveaway es una práctica fraudulenta porque estás subiendo seguidores que no están interesados en tu target, la realidad es que muchos de esos seguidores se van, pero un porcentaje se queda y si lo hacen es porque les gusta tu contenido, todos los días tenemos que enseñar algo al público”, añadió.

El silencio... ¿de los inocentes?
A través de correo electrónico se contactó a otros de los "influencers" citados por #MexicanFakeBlogger para conocer su posición al respecto. Entre ellos a Andrea Nahle (@thealens), Pamela Allier (@Pamallier), Gaby Gómez (@Modacapital) y Christianne ( @cherrychriss ), quien fue la única en responder para declinar hablar del tema.

“Por el momento no tengo el interés de compartir ningún tipo de opinión al respecto, tanto en mis redes sociales o en otro medio”, escribió en su mensaje.

Y mientras la mayoría de los implicados prefiere guardar silencio, otros señalados por la cuenta utilizan diferentes medios para contar su versión y aclarar esta situación.

Evelyn Almaguer, la primera vloguera señalada por dicha cuenta, subió a su canal de Youtube un video en donde menciona que tiene seguidores de Indonesia debido a su semejanza física con un personaje de un cuento popular del país asiático.