La periodista no tenía miedo a morir

Instagram

Ella es Rachael Bland, la locutora que murió dos días después de anunciar su deceso

facebook

twitter

whatsapp

Email

La periodista sufría de cáncer de mama desde 2016. Hace unos días se enteró que le quedaban pocos días de vida

Rachael Bland, locutora de la BBC, anunció su muerte a través de un podcast, en el cual narraba su lucha contra el cáncer de mama que había emprendido desde 2016. Sin embargo, dos días después, el esposo de la periodista confirmó el lamentable deceso.

“Nuestra hermosa y valiente Rachael ha muerto en paz esta mañana rodeada de su familia más cercana. Estamos rotos, pero ella querría que agradeciera a todos los que han mostrado interés en su historia o le han enviado mensajes de apoyo. Nunca sabrán todo lo que significó para ella. Steve y Freddie”, dice el mensaje firmado por su pareja e hijo.

Te puede interesar: ¡Autoexplórate!, te decimos cómo hacerlo

Rachael Bland y su lucha contra el cáncer de mama

Desde que la comunicadora de 40 años, fuera diagnosticada con cáncer de mama en 2016, decidió crear “You, Me and the Big C” (la letra “C” hace referencia al cáncer), podcast donde abordaba con humor y mucha honestidad varios temas relacionados con su enfermedad.

En mayo de 2018, dos años después de recibir su primer diagnóstico, sus médicos le informaron que su cáncer ya no tenía cura y que su única opción era probar un ensayo clínico.

Sin embargo, el ensayo clínico falló y tras una revisión en agosto, la periodista supo que su enfermedad había hecho metástasis, fue entonces cuando decidió despedirse de su audiencia:

“En palabras del legendario Frank Sinatra, me temo que el momento ha llegado, amigos. Rrepentinamente me dijeron que solo tengo días (de vida). Es muy surrealista. Muchas gracias por todo el apoyo que he recibido”, escribió en su cuenta de Twitter el lunes 3 de septiembre.

No tengo miedo a morir. Solo temo por los que dejo atrás. Por mi querido Freddie (su hijo de tres años), por Steve (su esposo) y nuestras familias. Incluso ahora, sabiendo que viene la conversación de ‘no hay opciones disponibles’, no puedo desmoronarme y caer en pedazos”, fue lo último que escribió en su columna de The Telegraph.