¿Cómo puedo quitar las manchas amarillas de la ropa blanca?

¡Tu vida está por cambiar! Checa estos tips para deshacerte de esas horribles manchas
Por: Andrea Camarena
Lead
Mukhina1/Getty Images/iStockphoto
¡Dile adiós a las manchas amarillas!
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Pocas cosas son tan molestas como ver que tu ropa blanca, por más que la lavas y lavas, no se desprende de esas manchas amarillentas debajo de las axilas que la hacen parecer eternamente sucia. Si quieres recuperar esa camisa o blusa blanca que tanto te gusta y que a causa de estas manchas ya habías dejado de usar, pon mucha atención, ¡te traemos la solución!

¿Qué causa las manchas amarillas en la ropa?

El origen de estas manchas radica, principalmente, en la fusión del sudor y el desodorante. Posiblemente no puedas notar las manchas de inmediato, pero cuando se transpira y las proteínas del sudor se juntan con los químicos de los antitranspirantes, y luego eso pasa por proceso de lavado y secado, las manchas comienzan a emerger, posiblemente por la gran cantidad de tiempo que esta combinación estuvo ahí antes de someterse al lavado.

¿Cómo deshacerme de las manchas amarillas en mi ropa?

Si ya probaste usando incluso tu mejor detergente, y nada más no ves que éstas se vayan, aquí te dejamos tres métodos caseros para por fin decirles adiós:

1) Peróxido de hidrógeno, bicarbonato de sodio y sal: Cuando de eliminar manchas amarillas se trata, esta combinación es ganadora. Asegúrate de tener 1 ½ tazas de bicarbonato de sodio, 2 cucharaditas de peróxido de hidrógeno y 1 ½ cucharadita de sal. Previo a esto, mezcla partes iguales de agua oxigenada y agua normal y remoja la camisa manchada toda la noche. Al día siguiente, incorpora todos los ingredientes enlistados en un bowl, y vuelve a humedecer un poco la prenda con agua fría. Aplica el menjurje y déjalo reposar durante 20-30 minutos (aunque cuanto más tiempo esté, mejor). Frota la mezcla sobre las manchas con un cepillo de dientes viejo y, finalmente, mete la prenda a la lavadora con agua fría.

2) Jabón de platos, peróxido de hidrógeno y bicarbonato de sodio: Otra gran opción es hacer una mezcla similar a la anterior, pero esta vez con el jabón con el que lavas tus platos. Sólo necesitas 1 taza de jabón líquido para platos, 2 tazas de peróxido de hidrógeno y una pizca de bicarbonato de sodio. En un tazón combina el jabón y el peróxido y aplica esa mezcla a la prenda en cuestión. Después, espolvorea el bicarbonato de sodio sobre el área afectada y deja reposar la camisa durante una hora. Una vez transcurrido ese tiempo, añade un poco más de bicarbonato de sodio a un cepillo de dientes viejo y frota suavemente. Finalmente, enjuaga y mete a la lavadora con agua fría. De preferencia, deja que la prenda se seque al sol en lugar de en la secadora.

Enhancement
a_namenko/Getty Images/iStockphoto
-

3) Añade vinagre o limón: El vinagre blanco, se ha comprobado, es ideal para quitar manchas y suavizar telas, por lo cual se recomienda agregar alrededor de ¼ de taza a la lavadora durante el ciclo de lavado. Ojo, es importante evitar combinarlo con blanqueador de cloro. Por su parte, el limón también puede ayudar tanto a eliminar las manchas como a darle un gran aroma a nuestra ropa. Sólo agrega 1 taza de jugo de limón a tu detergente de ropa y lava como de costumbre. No se recomienda utilizar el jugo para ropa de color, ¡únicamente para ropa blanca!

Esperamos que estos tips caseros te sean útiles y te ayuden a deshacerte de esas manchas amarillas que todos odiamos y que desafortunadamente, son más comunes de lo que nos gustaría. ¡Mucha suerte!