Cuatro maneras de abrir una botella de vino cuando no tienes sacacorchos

Cuando la sed peligrosa ataca y algo falla, ¡hay que ingeniárselas!
Por: Andrea Camarena
Lead
megaflopp/Getty Images/iStockphoto
Alternativas para cuando el bendito sacacorchos no aparece (y no quieres que la fiesta se arruine)
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Imagina que llegas a una cena con tus amigas, con toda la actitud para beber vino y soltarte el pelo. Cada una llevó una botella, así que parece que será una noche loca. Estás emocionada y ansiosa de cantar Gloria Trevi en la copa cuatro, cuando de pronto, se dan cuenta de algo: no hay sacacorchos. ¡¿Qué es esta catástrofe?!

Su primera opción es ir a alguna tienda de abarrotes o súper cercano, pero todo eso demoraría mucho tiempo y quizás les implicaría gastar dinero que no quieren. ¿Y entonces? ¿Deben renunciar a su noche de copas y karaoke? No, por supuesto que no.

Para esos momentos en los que parece que la fiesta está por terminar cuando ni siquiera ha empezado, te dejamos algunos ‘hacks’ que usuarios han compartido, y que, aseguran, son excelentes para salir del apuro y disfrutar tu copita de vino.

1) Usa una plancha de pelo: Sí, así de bizarro como suena, el calor parece ser un gran aliado en esta tarea. Como podrás ver en el siguiente TikTok, lo único que tienes que hacer es:

- Conectar la plancha de pelo y esperar a que esté muy caliente.
- Poner la plancha alrededor del cuello de la botella asegurándote de que ambos objetos estén en contacto directo.
- Después de aproximadamente 20 minutos, verás cómo el corcho se asoma poco a poco hasta que de la nada sale disparado, ¡así que cuidado con los ojos!

2) Prueba con un zapato: El truco del zapato es viejo, pero efectivo. Aquí los pasos para lograrlo:

- Quita toda envoltura que esté alrededor del corcho.
- Sostén un zapato contra la pared y coloca la botella dentro del zapato de modo que el zapato esté contra el fondo de la botella.
- Golpea la suela del zapato contra la pared varias veces.
- Sé paciente y, poco a poco, el corcho comenzará a salir.


Ojo 1: Puede que el corcho salga disparado, entonces, también ten cuidado.
Ojo 2: Se recomienda elegir zapatos que tengan un perfil más alto para llegar al tobillo (botines o zapatos cerrados que cubran el tobillo), así como un zapato con suela elevada.

3) Toma un tornillo y un martillo: Considerado uno de los más seguros y eficientes, este método pondrá a prueba tu fuerza y tu paciencia. A continuación lo que debes hacer:

- Agarra un tornillo (preferiblemente uno largo).
- Atorníllalo en el corcho con un destornillador hasta que quede aproximadamente una pulgada visible.
- Luego, toma la parte trasera del martillo, colócala debajo del tornillo y saca el corcho.
Recuerda ser muy paciente y muy fuerte para que puedas completar la misión satisfactoriamente.


4) ¿Qué me dices de las llaves o el cuchillo? El nivel de relevancia de las llaves de tu coche en tu vida acaba de subir varios niveles. Y es que no sólo te permiten trasladarte, sino que también son excelentes para sacar un corcho, ¡checa!

- Primero inserta la llave de tu coche con un ligero ángulo, dejando solo un poco de la llave fuera del corcho.
- Usa la parte superior de la llave y comienza a girar el corcho en el sentido de las agujas del reloj mientras lo jalas con fuerza. La clave es que el giro sea en círculos y al mismo tiempo que el jalón.
- Si no tienes llaves a la mano, no te preocupes, ¡un cuchillo puede funcionar también!

¡Listo! Con estos tips te aseguro que serás la salvación de tu cena o evento e impresionarás a más de una persona con estos conocimientos dignos del alma de la fiesta. Aunque claro, si quieres que tu vida sea más sencilla procura asegurarte de que haya sacacorchos a donde sea que vayas. ¡Mucha suerte! ¡Qué nada te detenga!