Gabriel Soto: Así se veía en sus primeras telenovelas

El actor comenzó su carrera en los melodramas en la década de los 90
Por: Javier García
Lead
Mezcalent
Así se veía Gabriel Soto en sus primeras telenovelas
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Gabriel Soto se ha convertido en uno de galanes de telenovelas favoritos del público gracias a su talento y carisma en pantalla, sitio que se ha ganado con perseverancia y esfuerzo desde sus inicios en 1996, cuando solamente tenía 18 años de edad.

Su carrera ha estado marcada por la versatilidad, ya que antes de incursionar en pantalla chica destacó en el modelaje y se popularizó tras su participación en el grupo musical Kairo, sin embargo, decidió enfocarse en el mundo de la actuación donde encontró su lugar.

Enhancement
Mezcalent
Gabriel Soto comenzó su carrera en 1996

Así se veía Gabriel Soto en sus primeras telenovelas

La trayectoria de Gabriel Soto está conformada por 25 melodramas de manera casi ininterrumpida desde mediados de la década de los noventa, en los que ha tenido más de 10 protagónicos.

Gabriel Soto debuto en la telenovela 'Mi querida Isabel', protagonizada por Karla Álvarez y Ernesto Laguardia, donde interpretó a Juan y aunque su tiempo en pantalla fue esporádico, comenzó a llamar la atención de los productores.

Enhancement
Mezcalent
Gabriel Soto comenzó a destacar en las telenovelas gracias a su carisma

Posteriormente llegaría la oportunidad de integrarse al elenco de 'Alma Rebelde', donde compartió créditos con Eduardo Verástegui, a quien unos años antes había reemplazado en Kairo.

Tras un par más de proyectos, Gabriel Soto obtuvo el papel que marcaría un parteaguas en su carrera, Ulises, un joven poco agraciado y entre los menos populares de la preparatoria en 'Amigas y rivales', historia que se convirtió en un fenómeno juvenil de aquellos tiempos.

Enhancement
Mezcalent
Gabriel Soto tuvo una destacada actuación en 'Amigas y rivales'

Para este personaje, el actor se sometió a una transformación radical, ya que además de lucir un peinado poco favorecedor, utilizaba brackets e incluso, reía y hablaba de una manera muy particular que generó una cantidad de comentarios positivos hacia su trabajo.

A lo largo de su trayectoria, Gabriel Soto se ha mantenido en una constante evolución que lo ha consolidado como uno de los rostros más populares de la televisión.