Thought Catalog - Unsplash

¿Haces home office por el coronavirus y no te concentras? Medita en la respiración

facebook

twitter

whatsapp

Email

Estas meditaciones son rápidas, eficaces, ¡y pueden hacerse hasta con los ojos abiertos!

Según algunos sitios de internet como Closet Factory , las dificultades para trabajar o estudiar desde casa son muchas. Esto se debe a diferentes factores, tales como las constantes distracciones, la mala organización, la falta de espacio y la falta de formalidad en el hogar.

Nuestro hogar es el lugar para descansar y relajarnos, entonces, ¿qué hacer si inevitablemente debemos trabajar o estudiar desde casa?

Muchos sitios, como la revista Entrepeneur , recomiendan algunos métodos para la concentración perfecta , tales como establecer horarios, disponer de un espacio en la casa para la oficina, marcar límites con la familia y amigos, haciéndoles saber que no estás disponible y ventilar e iluminar correctamente el espacio designado.

Pero a pesar de todas estas mejoras, muchas veces necesitamos un empujón que nos haga empezar nuestro trabajo. Es por eso que algunos expertos como John Kabat-Zinn recomiendan la meditación para concentrarse como una herramienta básica para ejercitar nuestro cerebro.

Enfocarse en la respiración, en algún sonido u objeto, ejercita nuestro cerebro y nos vuelve más productivos.

Aquí te dejamos algunas meditaciones para que guíes a tu mente y no dejes que divague durante la horas de trabajo o estudio.

1. La primera meditación es del sitio de Youtube Soria Natural . Esta corta meditación te enseñará las bases de una concentración perfecta y te ayudará a visualizar tu cuerpo a partir de diferentes posturas para la meditación y la manera correcta de respirar.

2. La segunda meditación es para las personas que necesitan concentrarse para estudiar. El sitio Medita Hoy , propone esta rápida y efectiva meditación para todo tipo de estudiantes.

3. Meditar con los ojos abiertos. Esta meditación de Kaixin Proyect es interesante en su formato, ya que propone meditar en el lugar donde estemos sin necesidad de cerrar los ojos. Las meditaciones con lo ojos abiertos son tal vez más poderosas para lograr una concentración perfecta, ya que nos hacen conscientes de nuestro entorno y difícilmente nos distraeremos mientras trabajamos o estudiamos.