¿Cómo saber si me hicieron un amarre? Estas son las señales

Un experto en el tema energético nos explica cuáles son los peligros de no detectarlas a tiempo
Por: Emilia Zúñiga
Amarres de amor: La Güera de las Estrellas te trae esta receta infalible para obtener su corazón
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Seguramente alguna vez has escuchado de los famosos amarres, los cuales consisten en realizar un ritual en específico para conseguir el amor romántico de la persona de tu interés.

¿Y cómo se hacen? Esta respuesta es bastante amplia, pues existen diferentes maneras de llevarlos a cabo y hasta días y horarios específicos. Cabe resaltar, que los más recomendados son aquellos que provienen de la magia blanca.

Pero, ¿alguna vez te has preguntado si te han hecho un amarre? Al respecto, Las Estrellas consultó a Edgar Zaldívar, un experto en tarot con ángeles y numerología, para conocer cuáles son las señales de que has sido "amarrado".

Para empezar, el experto comienza detallando a profundidad qué es exactamente un amarre. "La realidad es que los amarres no son otra cosa más que tumbar la voluntad de alguien más para que haga lo que tú quieres; en este caso, regresar contigo o enamorarse de ti y pueden tener consecuencias muy fuertes", explica.

A continuación, te decimos cuáles son las señales que podrías experimentar si te hicieron un amarre.

1. Dolores de cabeza
2. Sensación extraña o miedo con respecto a lo esotérico
3. Que se rompa o se caiga algún amuleto de protección
4. Experimentar cambios repentinos de humor
5. Disociar; sentir como si estuvieras fuera de tu cuerpo
6. Insomnio o problemas para conciliar el sueño
7. Falta de apetito
8. Sueños y una profunda conexión con alguien






"La otra persona (la que hizo el amarre) lo que busca es hacer más contacto con la persona, por lo que al recibir un mensaje de ellos, estos te podrían significar más y comienzas a sentirte más conectado, en general", añade.

Sin embargo, el estar "amarrado" no solo tiene como objetivo que te enamores o regreses con la persona que lo realizó, sino que puede repercutir en otras áreas de tu vida, ya que, tal como Zaldívar lo explica, "el objetivo de un amarre es segregarte o apartarte", por lo que podrías comenzar a apartarte de tu familia o amigos más cercanos.

"Te separa de los tuyos o de las personas que te pueden ayudar. Entonces, las personas con amarres comúnmente de alejan de su familia", subraya.

Enhancement
Foto: Istockphoto
Pareja en abrazo de despedida

Además, hay una consecuencia energética que también puede suceder no solo a la persona con el amarre, sino en su entorno. Y es que, el experto indica que no es raro que las plantas a su alrededor se sequen o que incluso la comida, como frutas y verduras, se pudran más rápido, y, lamentablemente, las mascotas podrían enfermar.

"Hay que tener muy en cuenta que las mascotas, en esta onda energética, son como si fueran focos de alarma. Los gatos y los perros tienen energía que sintoniza con los humanos; si al dueño le pasa algo, ellos lo resienten", agrega.

Finalmente, Zaldívar también señala que todo depende de la calidad del amarre que se haya trabajado, pero que, en general, cualquier clase de brujería siempre pega en tres fases: emocional, laboral y en salud.

"De hecho, cuando un amarre llega a la etapa de la salud, dependiendo de qué tan grave sea, puede o no puede revertirse, pero la realidad es que no muchos se dan cuenta y terminan con raras enfermedades; es muy fuerte", culmina.