Erol Ahmed

¿Cuál de los tres tipos de Libra eres? Descúbrelo con tu fecha de nacimiento

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recibe lo mejor de Las Estrellas directo a tu correo

Te explicamos una de las razones por las que tienes rasgos y personalidad muy distinta a la de tus camaradas de signo.

La gente que nace regida bajo el carismático signo de Libra comparte características en común. Ser comunicativos y sociables son algunas de ellas. Sin embargo, la fecha de nacimiento repercute y afecta de manera distinta y es por eso que hay personas que actúan de manera muy diferente sin importar que comparten el mismo signo. Una explicación astrológica a esto la podemos encontrar en los decanatos de cada signo.

¿Qué es un decanato? No es más que una simple subdivisión de un signo zodiacal en tres partes. Si entendemos que cada signo evoluciona durante 30 días, entenderemos que cada decanato dura 10 días. Aquí te decimos a cuál perteneces y las características de cada uno:

Primer decanato de Libra (septiembre 23 – octubre 2)
Palabra clave para entenderlo: magnetismo
Constelación:Corvus, el cuervo. Simboliza el idealismo y sentido del deber.
Astro sub-regente: Venus
Venus es tu astro regente y sub-regente, por lo cual se intensifican esas ganas de cualquier Libra de buscar la belleza, el placer y los lujos. Tiendes a tener un gusto que muchos consideran extravagante y al derroche. Bendecido con gracia y carisma social, quieres causar un impacto -de cualquier tipo- en los demás. Tu autoestima está estrechamente relacionada con la cantidad de amor que recibes de la gente. Hay veces en las que quieres cubrir una falta de confianza en ti mismo siendo agresor o la persona que inicia cualquier proyecto. Tu naturaleza es creativa, te surgen nuevas ideas con facilidad y eres un tanto impulsivo.



Segundo decanato de Libra (octubre 3 – octubre 13)
Palabra clave para entenderlo: resistencia
Constelación:Centaurus, el centauro, el ser mitológico mitad humano y mitad caballo. Simboliza la dualidad en el ser humano.
Astro sub-regente: Urano
Urano, el planeta del intelecto, rige a tu decanato, lo cual le brinda mucho poder a las cualidades típicas de un Libra. Hay veces en las que las personas se sorprenden con tu mente tan aguda y ágil debido a que tu personalidad es de lo más serena y encantadora. La balanza, el símbolo de Libra, también representa la dualidad que te hace sentir como dos personas distintas. Hay un resplandor innato en ti, un estilo de lo más original y artístico que viene acompañado con una determinación que te ayuda a lograr cualquier cosa que te propongas. Eres independiente pero aún así necesitas de mucha compañía y afecto. Eres el mejor si se trata de asuntos sociales; es el lugar donde te sientes más en tu hábitat natural.



Astro sub-regente: Venus
Venus es tu astro regente y sub-regente, por lo cual se intensifican esas ganas características de cualquier Libra de buscar la belleza, el placer y los lujos. Tiendes a tener un gusto que muchos consideran extravagante y al derroche. Bendecido con gracia y carisma social, quieres causar un impacto -de cualquier tipo- en los demás. Tu autoestima está estrechamente relacionada con la cantidad de amor que recibes de la gente. Hay veces en las que quieres cubrir una falta de confianza en ti mismo siendo agresor o la persona que inicia cualquier proyecto. Tu naturaleza es creativa, te surgen nuevas ideas con facilidad y eres un tanto impulsivo.

Tercer decanato de Libra (octubre 14 – octubre 22)
Palabra clave para entenderlo: orden
Constelación:Corona Borealis, la corona del norte o la corona nupcial de Ariadne. Simboliza los logros.
Astro sub-regente: Mercurio
La energía y la rapidez de Mercurio combinada con la gracia de Venus, el astro regente de Libra, te brinda una personalidad que acapara mucho la atención. Gozas de vitalidad y carisma, un combo que garantiza el éxito cuando se trata de trabajar con demás personas. Tu mente es curiosa y abierta a nuevas ideas y propuestas. Por lo general, tiendes a seguir lo que dicta tu mente, no tanto tu corazón. A la hora de emitir un juicio, lo haces de la manera más razonable y equilibrada posible. Parte de tu atractivo proviene de tu intelecto. A pesar de ser muy bueno en la expresión escrita, te cuesta trabajo hablar sobre tus emociones. Hay ocasiones en las que incluso te cuesta demostrarlas.