Lalo España, sus emotivas reflexiones a 24 años de salir del clóset

El actor abrió su corazón, en exclusiva, para recordar este proceso
Por: Andrea Camarena
Lead
Instagram/@laloespanaoficial
Lalo España: así fue su proceso para asumirse, vivirse y ser quien es.
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

En el corazón de Jalisco, entre personas cariñosas pero también con mentalidades altamente conservadoras y ortodoxas, se crió Eduardo, un pequeño que siempre supo que había algo 'distinto' en él, pero a lo que nunca supo ponerle nombre.

Pese a todos los 'deber ser' que día a día le imponían, Lalo identificaba que una parte de él se inclinaba por, por ejemplo, notar lo bien que se veía alguno de sus compañeros con peinado nuevo, o por sentir emoción cuando sentía que conectaba con algún amigo del mismo sexo.

Conforme fue creciendo esta sensación se tornó 'extraña', y es que para Lalo tomaba forma de algo que no sólo no conocía, sino que sabía que no sería aceptado en un círculo en donde veía a otros denigrarse entre sí con despectivos como: 'mariquita', 'jotito', a la más mínima intención de un niño por expresar sus emociones.

Fue así que los miedos comenzaron a hacerse hogar en el alma de Lalo, un alma que sólo quería sentirse libre y feliz con esa parte de sí que, aunque él abrazaba, temía que la gente que lo rodeaba no lo hiciera.

Este año se cumplen 24 años de que Lalo se armó de valor y habló de su orientación sexual con sus familiares y amigos, y 10 desde que lo hizo de manera pública, hacia los medios y sus fans.

A continuación, en honor a ello, te dejamos algunos pensamientos y reflexiones que el actor nos compartió, en exclusiva para Las Estrellas, con el fin de inspirar y recordarle a todas las personas que hoy sienten que no encajan o que no son suficientes, que este mundo tiene un lugar para todos.

1) "Yo pensaba que se me iba a quitar (la homosexualidad) y me repetía que no estaba bien, e incluso rezaba"

El miedo al rechazo y el haberle hecho creer que lo que sentía no era correcto, ocasionó que fuera hasta los 26 años -e impulsado por el libro 'Mamá, papá, soy gay', de la autora Rinna Riesenfeld- que el actor se decidiera a abrirlo.

"Me hice 'pato' mucho tiempo, pero en ese libro encontré un ejercicio que colocaba a la otra persona en el lugar de nosotros, los que nos costaba salir del clóset, y fue lo que a mí me ayudó a entender y a aceptar que el mundo es muy amplio", afirmó el protagonista de 'Vecinos'.

2) "Hubo reacciones de amistades o gente que no esperaba"

Lalo recuerda bien lo nervioso que se sentía antes de compartir con sus hermanos y amigos -pues sus padres ya habían fallecido- esa parte hasta el momento tan íntima. "De pronto sí hubo reacciones de amistades o gente que, como crecieron con una visión muy cerrada, lo relacionaban con 'no, imagínate, yo no te dejaría mis hijos cerca' y cosas así. Sí fue fuerte", recordó el actor.

3) "Yo viví una época de adolescencia donde había muchísima represión y homofobia"

Para Lalo, crecer sabiéndose gay fue duro teniendo en cuenta que para gran parte de sus amigos y conocidos, "no existía en sus posibilidades que hubiera alguien homosexual en su círculo, ni siquiera lo contemplaban".

Y es que fue justo cuando decidió salir del clóset, que el actor se empapó del tema y se dio cuenta que la homofobia, el odio y la intolerancia, eran causantes de grandes y fatídicas tragedias en todo el mundo.

4) "No quería salir del clóset públicamente por la prensa amarillista"

El actor contó que si bien, pasaron 14 años entre que lo externó con sus conocidos y entre que lo hizo público ante los medios, él jamás quiso inventarse novias o parejas que 'disimularan' su orientación sexual.

"Yo salía a bares, conocía a gente y todo, y ellos me aceptaban, pero no me animaba a hacerlo público porque no quería que me estuvieran molestando, ni sacando notas y demás, pero cuando muere Ran, mi pareja, fue que decidí hacerlo", rememoró Lalo.

5) "Ser yo públicamente fue muy liberador y positivo"

La respuesta del público cuando Lalo decidió decirlo fuerte y claro, lo maravilló. El actor recuerda con emoción que la gran mayoría de la gente lo contactó con mensajes de apoyo y le hizo recordar que como figuras públicas, hay un enorme poder de alcance e influencia en la gente, misma que en ese momento estaba siendo positiva.

"Justo ahí pensé lo padre que debe ser para alguien que está a punto de dar el paso de salir del clóset ver que un actor se atreva a vivir su vida y a hacerlo público, porque mucha gente vive con pavor, y para mí fue muy bonito esa parte de incitar a la gente a ser feliz y compartir lo mejor de sí", reflexionó el creador de 'Doña Márgara Francisca'.

6) "A mi ‘yo’ antes de salir del clóset le diría que lo abrazo, que ahora entiendo que tenía muchas confusiones y temores"

En el momento en que el actor hizo un breve viaje por el tiempo para 'encontrarse' con el Lalo de pequeño, ese que vivía culpándose por ser quien era, el actor se dirigió a éste, y le dijo: "qué bonito que sanaste, que fluyes en el mundo, que dejas salir tu creatividad, tu amor, tu dignidad, que andas feliz por la vida tratando de sembrar cosas buenas en el mundo que nos rodea y que respetas a los demás".

También, Lalo le agradeció a ese niño la valentía de perseguir sus sueños así como el ser una gran persona, el aprender a escucharse, a abrazarse y a dejar a ese niño jugar y crecer.

7) "La sexualidad es una de tantas ramas del enorme árbol que representa a cada ser"

También, Lalo enfatizó que una persona no se define sólo por su sexualidad, creencia religiosa o trabajo, pues "somos un conjunto de muchísimas cosas en el universo", además, el tapatío urgió a entender que todos tenemos derecho a ser diferentes, y a evitar inculcarle a los niños a ver con 'aberración' que dos personas del mismo sexo creen una vida juntos.

8) "Cada día que no te atrevas a ser quien eres, es un día desperdiciado para ser feliz y hacer felices a otros"

Para finalizar, el actor envió un mensaje a todas las personas que hoy quieren salir del clóset pero temen hacerlo con un contundente mensaje que, además de la cita anterior, incluye el recordar que "tenemos sólo esta vida y se pasa rapidísimo, entonces, no hay que perder el tiempo".