Mascarilla limpiadora de té verde: súper efectiva y fácil de hacer

Los beneficios de pasar el té de la taza a la piel son sorprendentes, ¡descúbrelos!
Por: Andrea Camarena
Lead
Adene Sanchez/Getty Images/iStockphoto
Mascarilla té verde
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El té verde ha sido aclamado alrededor del mundo por sus increíbles beneficios para la salud. Desde estimular la función cerebral hasta promover la pérdida de peso, es sabido que beber una taza de té verde siempre es buena idea, pero, ¿sabías que todas estas bondades también pueden aplicarse a tu piel? Así es, además de tener propiedades que ayudan al cuerpo y a la mente, el té verde también es un gran aliado para la piel. Aquí te contamos cuáles son sus beneficios y cómo puedes hacer una mascarilla súper fácil y rápido para disfrutar de éstos, ¡la amarás!

¿Qué beneficios tiene el té verde en mi piel?

Expertos afirman que dentro de la amplia gama de beneficios que el té verde trae para nuestra piel, los más destacados son los siguientes:

1) Protege nuestra piel de enfermedades como el cáncer: Por su alto contenido de antioxidantes, el té verde ayuda a combatir los radicales compuestos en el cuerpo, los cuales, de encontrarse en niveles muy altos, pueden causar enorme daño celular relacionado a enfermedades como el cáncer. Asimismo, un estudio encontró que éste también contribuye a la reparación de daño del ADN causado por los rayos ultravioleta del sol, lo que nos brinda mayor protección ante el cáncer de piel.

2) Combate el envejecimiento prematuro: Investigaciones demuestran que gracias a su antioxidante EGCG, esta bebida tiene la capacidad de proteger, reparar y rejuvenecer las células muertas de la piel, lo que sin duda ayuda a que los signos de envejecimiento en la piel sean menos evidentes.

3) Reduce la inflamación y el enrojecimiento: Una de las propiedades más características de este té es su alto contenido en polifenoles de té, lo que le da el ‘poder’ de ser antiinflamatorio. Dentro de sus beneficios están reducir la irritación, hinchazón, enrojecimiento e incluso algunas quemaduras solares.

4) Ayuda a tratar el acné: Además de ser antioxidante y antiinflamatorio, se ha encontrado que el té verde también tiene cualidades antimicrobianas lo que lo convierte en una opción eficaz para la piel grasa. Una investigación señala que el té verde actúa reduciendo la secreción de sebo y controlando el crecimiento bacteriano que está estrechamente relacionado con la aparición de acné.

5) Hidrata la piel: Tal y como se comprobó en un estudio , su alto contenido vitamínico lo ha convertido un poderoso ‘elixir’ para nutrir e hidratar la piel, disminuyendo así la rugosidad y resequedad que tanto odiamos.

Mascarilla de té verde para la cara

Esta mascarilla además de ser súper sencilla de hacer, requiere ingredientes que es muy probable que ya tengas en casa, así que ¡manos a la obra!

Necesitas: 1 bolsita de té verde, 1 cucharada de bicarbonato de sodio, 1 cucharada de miel, agua (opcional) y un tazón.

Modo de preparación:

1- Prepara una taza de té verde y deja que la bolsita se remoje durante aproximadamente una hora. Después sácala y déjala enfriar.
2- Una vez que se enfríe, abre la bolsita y separa las hojas.
3- Coloca las hojas en el tazón y agrega el bicarbonato de sodio y la miel. Mezcla hasta que se creé una pasta. Si notas que está demasiado espesa, agrega un chorrito de agua.
4- Lava tu cara y procede a aplicar la mascarilla de manera uniforme. Masajea suavemente para eliminar las células muertas y suciedad en los poros.
5- Deja la mascarilla reposar de 10 a 15 minutos y luego enjuaga con agua tibia.



Para mejores resultados, usa esta mascarilla de una a tres veces por semana, ¡tu piel te lo súper agradecerá!