Remedios caseros para quitar el mal olor en los pies

Deshazte de ese incómodo olor y vuelve a sentirte cómodo quitándote los zapatos
Por: Andrea Camarena
Lead
AndreyPopov/Getty Images/iStockphoto
iStock-949220232.jpg
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

A veces por la temperatura, a veces porque simplemente son así, pero es sabido que nuestros pies pueden sudar y desprender un olor bastante desagradable tanto para ti como para quienes te rodean, pues en (desafortunadas) ocasiones, ese olor trasciende los zapatos y llega a las narices de todos los presentes.

El interior de un zapato, al juntar humedad, oscuridad y calor, tres elementos que de acuerdo con expertos, son los favoritos de las bacterias, resulta el lugar perfecto para que éstas habiten, se reproduzcan y con ello, nos hagan ser portadores de un olor desagradable.

Para que nunca más te dé ni asco ni pena quitarte los zapatos en casa o peor aún, ir por la vida sabiendo que en tus pies se esconde un séquito de bacterias, te dejamos algunos consejos de sitios médicos especializados para contrarrestar esta situación:

Usa calcetines

Enhancement
PeopleImages/Getty Images
-

El uso de calcetines puede ayudar a tratar los pies malolientes y reducir la incidencia de pies sudorosos. Asegúrate de cambiarlos frecuentemente para reducir los olores que de otra manera podrían permanecer dentro de tus zapatos. Si es posible, cámbialos más de una vez al día.

Intercala zapatos

Enhancement
michellegibson/Getty Images
-

Usar el mismo par de zapatos a diario puede contribuir a tener un mal olor en los pies. Lo recomendable, aseguran, es darle tiempo al zapato de que se oreé y se seque por completo. También, puedes cambiar las plantillas para eficientar este proceso.

Exfolia tus pies

Enhancement
NikiLitov/Getty Images/iStockphoto
-

Procura exfoliar tus pies una vez cada tres días, ya sea con un exfoliante en gel/crema o una piedra pómez (pumita) para eliminar las células muertas de la piel de las que a las bacterias les gusta alimentarse. Asimismo, lava tus pies a diario con jabón, poniendo especial atención en las zonas entre los dedos.

Remoja tus pies en sal o vinagre

Enhancement
invizbk/Getty Images/iStockphoto
-

Para la solución con sal, prepara una tina o cubeta con agua tibia, disuelve la ½ taza de sales de Pesom y remoja de 10 a 20 minutos. Para el de vinagre, sólo agrega dos partes de agua tibia por una de vinagre (puede ser tanto vinagre de manzana como blanco) y remoja los pies de 15 a 20 minutos. Al terminar, sécalos bien. Ojo, este método no se recomienda si tienes alguna herida en los pies.

Usa talco

Enhancement
Tomasz Majchrowicz/Getty Images/iStockphoto
-

Otra gran alternativa puede ser espolvorear algo de talco para pies o bien, algo de maicena en tus zapatos para mantener los pies secos. Si todo falla, puedes optar por usar antitranspirantes especiales para pies o en última instancia, dice el Dr. Rowland de la Clínica Cleveland, puedes usar uno de axilas. “Definitivamente ayudará a controlar la humedad”, dice el médico.

Si pese a todo estos esfuerzos notas que tus pies siguen sudando incesantemente, y por tanto, el mal olor no para, consulta un médico para que evalúe tu caso y analice si no se trata de una infección más grave que requiera un tratamiento más agresivo. Si no es el caso, con estos tips seguro que podrás decirle adiós a los pies olorosos ¡Wuhu!