Irina Baeva: su secreto para tener una relación sana con Gabriel Soto

La actriz reveló qué les ha funcionado para ser una pareja estable
Por: Andrea Camarena
Lead
Instagram/@irinabaeva
¿Qué hacen Irina Baeva y Gabriel Soto para tener una relación estable?
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Ya son cuatro años desde que Irina Baeva y Gabriel Soto confirmaron su noviazgo, y uno y medio desde que ella aceptó casarse con él; tiempo que aunque se dice fácil, seguro que se ha trabajado día con día.

No hay fórmula mágica para tener una relación 'perfecta', pues no solamente está el hecho de que la perfección es inalcanzable sino que, más importante aún, cada persona y por lo tanto, cada pareja, es totalmente distinta.

Sin embargo, hay parejas que han demostrado que con el tiempo su relación se vuelve más fuerte, mismos que si bien no están exentos de enfrentar problemas, saben superarlos con cariño, respeto y empatía.

Hoy, Gabriel Soto e Irina Baeva son parte del grupo de parejas del espectáculo a quienes se les considera más estables y admirables, razón por la cual, a la actriz rusa la suelen bombardear con preguntas al respecto.

Recientemente, en una sesión de preguntas y respuestas con sus seguidores de Instagram, Irina reveló qué es lo que les ha funcionado a ellos para tener una relación sana y duradera.

"La base de la relación para mí es la confianza, el amor y constante apoyo, y la comunicación", respondió la actriz de 'Amor Dividido', quien también agregó que, para ella, lo más importante es sentir que hace equipo con Gabriel.

Otro aspecto que la también modelo subrayó como crucial, es tener los mismos objetivos que su pareja "para ir de la mano por el mismo camino".

Finalmente, Irina se sinceró acerca de las tres cosas que más le gustan y valora de Gabriel, que son: su bondad y su nobleza, su humildad y sencillez, lo amoroso que es. "Es un GRAN hombre", concluyó.

¿Y tú? ¿Consideras que en tu relación existe esto? Si tu respuesta es 'no', quizás podrías intentar llevar a cabo algunas de las prácticas de Irina y Gabriel, después de todo, ¡se la viven derramando miel!