Tips que te ayudarán a besar mejor

Los mejores consejos para que tus besos ¡sean inolvidables!
Por: Andrea Camarena
Lead
Andrey Sayfutdinov/Getty Images/iStockphoto
¿Quieres ser el mejor besador? ¡Esto es para ti!
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Un buen beso puede hacer toda la diferencia entre quedarte enganchada con alguien o, más bien, arrepentirte de haberlo hecho. Cuando estás iniciando una relación, sobre todo, la química que surge del beso es muy importante para definir cómo se sienten ambas partes, ¡así que nunca subestimes la importancia de saber besar!

Con esto en mente, reunimos aquí algunos consejos que te ayudarán a hacer de ese momento, uno especial, además de garantizar que ninguno de los dos, olvidará ese beso.

1. Aprende a leer el momento: Lo primero que tienes que saber es que no hay “un tipo de beso ideal”. El beso ideal es el que el momento requiere: hay ocasiones en las que un beso lento es mejor que uno apasionado, otras en las que se requiere más ternura que calentura (y viceversa), e incluso veces algunas en las que es más apropiado un abrazo que un beso.

Lo importante es saber leer el momento, y a tu pareja. ¿Cuál es el contexto? ¿están solos? ¿cómo se sienten ambos? La clave está en conocerse y ver cómo van reaccionando ambos al beso para que éste se vuelva ideal, pero no te pierdas mucho en tu cabeza, debes mantener un balance entre estar pendiente de tu pareja y disfrutar el momento.

2. Cuida tu aliento: Es uno de los clichés más grandes cuando hablamos de besos, pero tiene una razón de ser. Siempre será más agradable besar a alguien que huele bien y no a alguien con aliento a cebolla o ajo.

¿Qué puedes hacer? Desde lo más sencillo que es tener a la mano unos chicles, si comen o cenan antes evitar alimentos que te puedan dejar un mal aliento, o bien, lavar tus dientes si tienes oportunidad y procurar hacerlo después de cada comida.

3. Dale variedad: ¿Recuerdas que dijimos que el beso ideal es el que el momento requiere?, pues hay momentos que requieren distintos besos. Si todo ha ido bien, si ambos dan su consentimiento y tienen ganas de más, es importante que no se vuelva monótono.

Ya en una sesión apasionada de besos, procura besar a tu pareja no sólo en los labios. Los besos en la mejilla, en el cuello, la oreja o los hombros son una excelente opción para que no se aburran (y para subir la temperatura unos cuantos grados).

4. Recuerda que los besos son mucho más que sólo labios o lengua: Sí, todos sabemos que un beso se define como juntar los labios con otra persona, pero ese mismo beso puede ser completamente diferente si va acompañado de caricias, de palabras o miradas.

Nunca vayas directo al beso, ¡constrúyelo! Puedes empezar mirando a tu pareja a los ojos, diciéndole algo, recogiendo su pelo detrás de su oreja...en fin, lo que te nazca hacer en ese momento, recuerda que lo más importante es ser auténtica y que siempre hay pasos previos que recorrer antes de llegar al beso.

5. ¡Disfrútalo!: Podríamos darte una lista de cientos de tips, pero si en ese momento estás pensando en qué hacer, se va a notar. Es bueno tener algunos consejos, pero debes dejarte fluir y disfrutar ese momento con tu pareja.

Si alguno de los dos está estresado o rígido, no será el mejor beso. Si estás nerviosa puedes decírselo, seguro que no serás la única y hablar de lo que sientes en ese momento puede ser un afrodisíaco poderoso para crear el momento perfecto.

¡Y listo! ¿Qué te parecen estos consejos? Recuerda que los besos tiene poderes mágicos, así que corre con la persona que más tengas ganas de besar y aplica todos y cada uno de estos consejos, ¡será un momento memorable!