Violeta Isfel: 10 pasos que la han ayudado a superar la depresión

Los poderosos consejos de la actriz para cuidar y atender tu salud mental
Por: Andrea Camarena
Lead
Instagram/@violetaisfel
Guía para entender y cuidar tu salud, por Violeta Isfel
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Violeta no entendía qué estaba pasando con ella, sólo sabía que había algo extraño, algo mal. De pronto se descubría estando de malas o con ganas de llorar todo el día, cuando ella solía ser una persona alegre, e incluso dejó de tener ganas de pararse de la cama para darse una ducha.

Y es que, pese a que desde que comenzó la pandemia su vida se había convertido en un tornado que la había obligado vivir una serie de fuertes cambios, Violeta se convenció de que ella podía y debía cargar sola con eso, de que ella y sólo ella debían encontrar una solución y de que, en el camino, siempre debía estar con una sonrisa de oreja a oreja.

”Me puse extremedamente proactiva, y todos sabemos que nada en exceso es saludable. Nunca me di chance de sentarme y decirme a mí misma: “me siento mal” o “estoy alterada", o “estoy triste”. No me di chance de ver qué camión me arrolló, porque yo sólo estaba pensando en cómo sacar adelante a mi familia”, contó Violeta en entrevista exclusiva para Las Estrellas.

El inicio de todo

Hace unas semanas, la actriz se armó de valor y decidió compartir con su público que había sido diagnosticada con depresión. La causa, en su caso, respondió a un cúmulo de cambios y eventos que se estaban gestando a su alrededor: desde el cierre de su emprendimiento de hamburguesas, hasta otras cuestiones como el hecho de que aún no lograba ser mamá por segunda vez, la repentina mudanza de vivienda que tuvo que hacer y el agotamiento en general.

A partir de que Violeta compartió la noticia las reacciones fueron, en su mayoría, de gran apoyo. No obstante, hubo muchas personas que además de ese apoyo, encontraron en su historia un espejo que los incitó a escribirle a la actriz para narrarle su historia.

Dichos relatos, comenta la ex antagonista de 'Atréteve a Soñar', eran muy similares a lo que ya estaba viviendo, con la única diferencia de que ellos o no se atrevían a nombrar lo que estaba mal, o bien, no se atrevían a buscar ayuda.

Una sociedad que nos enseñó a reprimir sentimientos

En un mundo en el que reprimir nuestras emociones ha sido “el pan de cada día” debido a que, como reflexiona Violeta, “desde chiquitos nos enseñaron a que ‘nadie nos debe ver derrotados’, a que ‘hay que aguantarse como los machos’ o a que ‘no dedicarle una lágrima más a algo que duele’”, hoy la actriz quiere que su testimonio sea una red de apoyo para todos aquéllos que no cuentan con ella pero que han llegado al punto en que, como ella, han dejado de reconocerse.

En esta línea, la actriz nos ayudó a construir esta pequeña guía de diez pasos que, desde su experiencia, le fue útil seguir para embarcarse en este proceso de cuidar su salud mental y, como bien lo fraseó, “para encontrar una nueva y mejor versión de ella misma”.

1) Analízate: Para Violeta fue crucial frenar un momento, mirar a su alrededor y hacia adentro, y reflexionar acerca de lo que ella era antes vs. lo que estaba siendo hoy; sobre aquello que sentía y que estaba almacenado en su pecho desde hace tiempo, y sobre la manera en la que eso afectaba su vida cotidiana y sus relaciones con sus más queridos.

2) Está bien no estar bien: “¿Por qué lloras, wey? Si eres muy bendecida”, se repetía Violeta cuando no entendía qué estaba pasando con ella. Y es que la actriz había oído hablar de padecimientos de salud mental, pero jamás pensó que a ella le pasaría, hasta que entendió que lejos de prejuicios y cargas sociales, todos tenemos derecho a ‘explotar’ y perder ese equilibrio de vez en en vez.

3) Busca ayuda profesional y ponle nombre: Si bien para la actriz buscar un terapeuta no le fue complicado debido a que ya llevaba un tiempo acudiendo a éste para atender situaciones con su hijo Omar, sabe que es un paso importante y difícil de dar, pues implica abrirse con una persona ‘ajena’, contarle todo eso que te pasa y que ésta te diga lo que más temías: “tienes depresión” (en el caso de Violeta).

“En cuanto escuché esa palabra me espanté muchísimo. Yo pensé que como siempre era súper positiva y alegre, era imposible que me pasara, pero no tiene que ver con eso. Ahí entendí que hasta la gente más positiva y feliz puede tener un vacío adentro cuyo nombre es depresión”, afirmó Violeta.

Pese a que hubo personas que la señalaron debido a que para ella era “fácil” recomendar terapia porque “ella es rica y los demás son mortales” , Violeta cuenta que el dinero no es un factor cuando se quiere en verdad mejorar, pues hoy existen diversas instituciones y organizaciones dedicadas a dar ayuda psicológica de manera gratuita o a precios muy bajos.

4) No evadas el miedo, siéntelo: Aunque puede dar miedo saber que tu mente no está bien, debes estar tranquilo de que ya estás siendo guiado por un profesional y, lo más importante, que eso implica que eventualmente volverás a ser tú otra vez. Se vale sentir miedo, sólo no permitas que éste te paralice.

5) Toma los medicamentos que sólo un profesional indique: Mucha información y recomendaciones hallarás tanto en internet como en la experiencia de otras personas, pero es importante que te apegues únicamente al tratamiento que tu terapeuta o doctor te indiquen. A Violeta, por ejemplo, le recetaron una terapia de herbolaria que para su caso específico, el profesional consideró adecuada.

6) Fórzate a hacer las cosas más pequeñas: “Parte de mi tarea es obligarme a despertarme temprano, levantarme de la cama aún si no tengo ganas de hacerlo, meterme a bañar todos los días y arreglarme aunque no tenga que ir a ningún lado. Ponerme bonita sólo para mí, me ayuda un montón”, compartió la actriz. Asimismo, afirma que el mejor método para levantarse de la cama es contar hasta tres y pararte sin darle tiempo al cuerpo y a la mente de convencerte de lo contrario.

7) Agradece todos los días: A veces olvidamos que, aunque nuestra mente no está al cien, tenemos muchas cosas por qué sentirnos agradecidos y que, de repente, damos por sentadas. “Aprendí a agradecer hasta por las cosas más chiquitas: por poder respirar, por poder caminar, porque tengo techo, ropa, comida, porque tengo a mi esposo y a mi hijo…”, recordó Violeta.

8) Ve el trabajo como un refugio, no una carga: Sabemos que trabajar a ratos puede ser estresante, pero dedicarle tiempo a éste puede ayudar a despejar tu mente y sentirte productivo. Parte de lo que ha ayudado mucho a Violeta en este proceso, ha sido hacer muchos castings desde casa y mantener un ritmo de trabajo constante.

9) ¡Actívate!: Para Violeta, el ejercicio ha sido “su bálsamo”, pues afirma que le ayuda a que su cuerpo se agite, la sangre circule y, por lo tanto, ella se sienta más viva que nunca. De acuerdo con la actriz “no tienes que ir al gimnasio dos horas, puedes sólo salir a correr por tu casa, ir a caminar una media hora y con eso tu cuerpo y tu mente cambian por completo”.

10) Forma una red de apoyo y agárrate fuerte de ella: Si bien es cierto que, como cuenta Violeta, éste es un proceso cuya responsabilidad de llevarlo a cabo es tuya, no algo que debas hacer solo.
Platícalo con tu gente de más confianza, con tu pareja, con tus hijos, con tus mejores amigos, y pídeles únicamente que estén ahí para ti.

“A mi esposo, por ejemplo, le frustra porque él quisiera poder hacer más, pero ahorita le tocó asumir el rol de sólo acompañarme en este proceso, y aunque le está costando mucho trabajo, le está echando muchas ganas”, dijo Violeta.

Consejos de Violeta para ti

Muchos han sido los aprendizajes que la actriz ha adquirido desde que decidió ver por su salud mental, sin embargo, dentro de los más importantes y que considera, pueden ser de gran ayuda para cualquiera que esté pasando (o sospeche que está pasando) por algo similar, son los siguientes:

- La motivación para seguir adelante vino de voltear a ver los suyos, de saber que necesitan que ella estuviera bien, pero también de ella saber que necesitaba y quería estar bien para ella, porque “sentirme como me sentía, así de apagada, de irreconocible, no se lo deseo a nadie”.

- La salud mental es lo más importante pues, de acuerdo con Violeta “si tú no estás bien contigo mismo, ¿cómo puedes construir algo? ¿cómo puedes compartirte con alguien? ¿cómo puedes saber hacia dónde ir?”.

- Los peores momentos de la vida de la actriz se dieron cuando más negada estuvo a atenderse, cuando estaba “ensimismada en una ignorancia” y no tenía claro que existían personas (profesionales) dispuestos a ayudarla.

- Lo único importante eres tú, pues según reflexionó la actriz, “la principal responsabilidad que tenemos en esta vida somos nosotros mismos; nuestras decisiones, integridad, felicidad, nuestra estabilidad y nuestro propio balance. La clave de todo, está en ti, en observarte a ti para identificar qué cambios tienes que hacer, y quererte lo suficiente para ejecutarlos”.

No es un camino fácil pero es uno perfectamente transitable cuando se quiere salir, cuando se está dispuesto a reconectar y volver a ser. “Ya te trajiste a este punto, ahora imagínate usar toda esa energía para empujar al otro lado y hacer las cosas diferentes”, concluyó la actriz.