Dejarse el bigote: la tendencia que está ganando terreno entre las mujeres

Los cánones de belleza marcados desde hace años comienzan a convertirse en historias con tendencias que buscan acabar con los estereotipos
Por: Paulina Flores
Lead
iStock
Dejarse el bigote; la tendencia que está ganando terreno entre las mujeres
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El movimiento 'Body positive' que desde tiempo gana terreno en las redes sociales y en los usuarios de éstas anota un punto más a su favor: el bigote femenino comienza a normalizarse entre varias influencers y sus seguidoras al tomarse como una característica perfectamente natural.

Y es que tras años de mensajes, imposiciones sociales y estrictos estándares de belleza sobre los supuestos beneficios para la apariencia física que puede tener eliminar el vello corporal y facial, la tendencia de dejarse el vello en el rostro se vuelve, poco a poco, a normalizar.

Aunque el bigote sigue pareciendo un símbolo de masculinidad, cada vez son más las mujeres que lo llevan y lo presumen de lo más natural. Tal es el caso de Joanna Kenny, la influencer que le ha dado la vuelta al mundo por su lucha constante contra los estándares de belleza.

A través de Instagram, la creadora de contenidos ha manifestado, incluso, que exhibir sus 'imperfecciones' y dejarse el bigote, el que ha teñido también de todos colores, va más allá de una tendencia, pues es más bien un recordatorio de libertad: llevar o no vello en la cara es algo que no tiene género.

Sin embargo, el movimiento de positiveness ha ganado terreno en redes sociales, donde cada vez son más mujeres las que lo aplauden, aceptan y adoptan.

En sus publicaciones, muchas de las cuales se han viralizado, Kenny alienta a sus seguidoras a no llevar una vida marcada por el qué dirán o basada en la necesidad de aceptación.

"También habrá personas que lean esto y que no pueden permitirse el lujo de que les quiten el vello de manera profesional, y los métodos de bricolaje agravan su piel, por lo que dejarla es la mejor opción. No lamento si eso hace que la gente se sienta incómoda y ciertamente no me importa si los hombres me encuentran menos atractiva. ¡Ese es el punto! No tomo decisiones sobre mi cuerpo para complacer a otras personas. Y tú tampoco deberías", dice en una de sus publicaciones.

La influencer se mostró consciente de las ideas y percepción infinitas que existen sobre el tema, la cuestión está en la libertad, la empatía y el respeto, dijo. ¿Tú, te animas?