William Levy: Así luce Christopher, el hijo del actor que es beisbolista

El primogénito del galán de telenovelas triunfa en el deporte a sus 16 años
Por: Javier García
Lead
Instagram: christopherlevy
El hijo de William Levy tiene 16 años y es beisbolista
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

William Levy es papá de dos hijos, fruto de su relación con Elizabeth Gutiérrez; Christopher y Kailey de 15 y 11 años respectivamente. Sin embargo, el mayor decidió no seguir los pasos de sus padres en el mundo del espectáculo, ya que desde pequeño tenía bastante claro que prefería el deporte.

El joven busca cumplir su sueño de niño y se encuentra en el proceso para convertirse en jugador profesional de beisbol, por lo que el galán de telenovelas se siente sumamente orgulloso de la determinación y disciplina de su primogénito.

Así luce Christopher, el hijo de William Levy que es beisbolista

Christopher Alexander nació el 12 de marzo de 2006 en Florida y además de tener rasgos muy similares a los de William Levy, comparten la pasión por el beisbol, deporte que los ha llevado a formar un vínculo muy especial.

Enhancement
Instagram: christopherlevy
El hijo de William Levy busca convertirse en beisbolista profesional

A través de sus redes sociales, suele compartir fotografías de su estilo de vida y algunas de sí mismo pero le ha dejado bastante claro a sus seguidores que no tiene la más mínima intención de incursionar en la actuación, pues su única prioridad es el popular deporte.

En su cuenta oficial de Instagram, Christopher ha publicado algunos videos de sus actuaciones en los partidos de beisbol que disputa, así como un par de rutinas de ejercicio que realiza junto a su padre.

Hace algunos unos años sufrió un accidente que puso en riesgo la carrera deportiva del hijo de William Levy, cuando manejaba un carro de golf por el condado de Broward en octubre de 2020, el cual, desafortunadamente provocó que no pudiera caminar durante varias semanas.

Afotunadamente Christopher pudo recuperarse favorablemente y regresar a los terrenos de juego, en los que siempre ha contado con el apoyo de sus papás, tanto en los buenos momentos, como en los momentos difíciles.