null: nullpx
Lucila Mariscal

Actriz de Una familia con suerte perdió parte de su cuerpo por negligencia: vivió un infierno

La estrella de televisión reveló que una actriz le recomendó al supuesto cirujano plástico.
Publicado 20 Feb 2024 – 08:44 AM ESTActualizado 20 Feb 2024 – 08:44 AM EST
Comparte
Cargando Video...

La telenovela ‘Una familia con suerte’ se estrenó en 2011 y una de las actrices que formó parte del proyecto fue Lucila Mariscal, quien relató el ‘infierno’ que vivió por un supuesto cirujano plástico por el que perdió el pezón.

En entrevista con Matilde Obregón, la actriz, quien dio vida a ‘Doña Lencha’ en el melodrama, narró que todo sucedió hace 25 años, cuando ella tenía 56 años y decidió someterse a una liposucción para reducir el tamaño de sus senos.

Tras tomar la decisión de someterse a la operación, una actriz, de quien no reveló el nombre, le recomendó un presunto cirujano plástico con el que acudió, sin imaginar que era un farsante.

“Era un señor que, para empezar, no era cirujano plástico, me parece que era odontólogo, otra cosa, nada que ver. Sabía algo de masajes faciales y cosas así. Pero me lo súper recomendó una actriz, que todavía vive”, indicó.

Actriz de ‘Una familia con suerte’ afirma: “Me hizo lo que se le pegó la gana”

Confiada en que era un médico certificado, Lucila Mariscal llegó a la intervención, la cual duró poco más de diez horas, y todo cambió, pues “hizo lo que quiso”.

Me hizo lo que se le pegó la gana, el desgraciado este. Nada más quería eso (una reducción de busto, pero cuando me tuvo en el quirófano, que fueron diez horas y media, anestesiada, me hizo lo que quiso; según él reducción del vientre, la liposucción que se usa, reducción de mamas y ya”, confesó.

Lucila Mariscal casi "muere" por complicaciones postoperatorias

Lucila Mariscal detalló que la operación se complicó desde un inicio, pues “no podía despertar de la anestesia”, ya que se “estaba muriendo”.

El infierno de la actriz apenas comenzaba, ya que posteriormente sufrió una infección en el cuerpo y tras esa complicación, perdió el pezón.

Se me infectó todo el cuerpo, me estaba poniendo azul. Me estaba echando a perder por dentro y estuve en manos de varios médicos. Televisa me puso en manos de un médico que me quitó el pezón y me sacó lo malo. Estaba haciendo la telenovela ‘Vivo por Elena’; a la hora de la comida iba a que me dieran eso, desbridación se llama”, expresó.

Pese a que estuvo a punto de perder la vida, Lucila Mariscal reconoce que “la culpable fui yo, no puedo culpar a nadie”, pues ella aceptó la cirugía.

Tras el episodio, la actriz reconoce que batalló mucho con su autoestima y luego de varios años de trabajo, ya está conforme con cómo luce.


Comparte