Al ser condenado injustamente a la cárcel, no sólo le arrebataron su libertad, sino también a su familia que tanto amaba, y le hicieron creer que su esposa e hija habían muerto.

Es noble, pero la cárcel lo ha hecho un hombre duro que no muestra sus emociones y sentimientos ante nadie.

Cuando logra salir de prisión, lo hace con sed de venganza y hará todo lo posible por hacer pagar a cada una de las personas que hicieron que su vida se convirtiera en un infierno.

Publicidad