Está decidido a trabajar aunque tenga que cambiarse el nombre para que las influencias de su padre no lo atropellen.

Siente rivalidad por su hermano Pablo, pues también se enamora de Esmeralda, pero él no piensa dejarse manipular por sus padres como lo han hecho con Pablo.

Sin saberlo, se convertirá en uno de los hombres de confianza del “Silencioso”, el padre de Esmeralda.

Publicidad