Televisa

"Para la graduación me dijeron que iba a bailar con una pelota", narra actriz de ‘Como dice el dicho’

facebook

twitter

whatsapp

Email

Vanessa Díaz interpreta a una adolescente con sobrepeso y habla sobre el bullying que ella misma sufrió

Vanessa Díaz, protagonista del capítulo Más vale gorda que de risa, que flaca que de lástima en Como dice el dicho, habló en exclusiva con Las Estrellas sobre el mensaje que busca dar este episodio en el público, donde interpreta a una adolescente con sobrepeso que es humillada por sus compañeros y despreciada por su familia.

Flor es bastante insegura, porque su mamá constantemente le está diciendo que es un estorbo y que prefiere a la hermana que está delgada y bonita, entonces ella comienza a menospreciarse y saca el estrés refugiándose en la comida”, contó Díaz recordando que en su vida personal también ella ha sucumbido ante la presión social y comenzó a bajar de peso por las críticas que sufrió durante su recién ingreso a la universidad, pues actualmente estudia la carrera de Mercadotecnia y Publicidad.

“Era una etapa bastante estresante, sí comía y dormía, pero no lo suficiente. (…) Me decían: ‘no la vas a hacer, te ves mal, eres fea’, porque así lo he escuchado de la boca de adultos. Entonces, empecé a bajar mucho de peso, tenía todo: a mi familia, amigos, trabajo, pero no era feliz, me sentía triste, deprimida, cansada, sin ganas y creo que no era la mejor versión de mí, aunque los demás me llenaran de comentarios positivos como: ‘ay, estás súper delgadita, qué bonita’, pero yo no me sentía así, no era yo misma”, relató.

La también actriz de la cinta Dulce familia, papel que realizó al lado de Fernanda Castillo y que también busca dar un mensaje de aceptación, tolerancia e inclusión, confesó que en múltiples ocasiones de su vida ha sufrido bullying de las maneras más terribles, incluso de parte de su familia y una maestra en particular.

“Me acuerdo perfecto una vez que venían mis tíos de Estados Unidos, que a mis primas y mi hermana les dieron dinero y a mí no me dieron nada, porque yo no era la preferida o porque yo no era muy delgada. (…) En primaria, una vez que tenía natación, unas tipas me quitaron la toalla y metieron a todos los niños al baño y me puse la toalla como pude y me salí. Muchas veces me vaciaban cosas en la cabeza o ponían mi mochila en el bote de la basura y cosas así. Para el baile de graduación me dijeron que iba a bailar con una pelota”, confesó en una entrevista para la producción de Como dice el dicho, durante otro de los episodios que grabó.

“Llegó al punto en que una maestra me aventó un cuaderno en la cara, lo peor es que no la corrieron, no hicieron absolutamente nada. En ese momento mi hermana, que es menor que yo y siempre me ha defendido, le reclamó. Ahora que me acuerdo es gracioso, pero en ese momento me sentí muy mal y creo que no está bien como adulto, alguien que es suficientemente cuerdo, con cierto tipo de autoridad, menospreciar a un niño y mucho menos de esa manera”, opinó.

La actriz asegura que siempre ha tenido la misma complexión robusta que sus padres y que, a pesar de lo que pudiera parecer es una mujer que cuida tanto de su cuerpo como de su autoestima.

“Soy una joven completamente sana, con un organismo funcional, gracias a Dios no padezco de ninguna enfermedad y es porque también hago ejercicio, como bien, no me sobrepaso, pero tampoco dejo de comer, tengo el balance y es mi complexión, creo que no importa el peso que tengas si eres saludable. Tal vez haciendo mucho ejercicio logre tener la complexión más delgada, pero si yo un día lo decido, va a ser por salud o porque yo me siento cómoda de esa manera, ya aprendí que lo que me diga la gente no me debe importar y que no debe influir en la manera en la que yo me veo”.

Vanessa ha superado todos los tragos amargos por los que la hicieron pasar y actualmente trabaja imprimiéndole un matiz diferente en cada uno de sus personajes, por lo que no teme que la encasillen en un estereotipo, además, está en pláticas para realizar una película y una telenovela este mismo año, siendo parte de la nueva generación de actores en Televisa.

“Somos mujeres reales y no hay necesidad de sentirse mal por el cuerpo, es bastante complicado tratar de encajar en una sociedad que te dice que lucir esbelta y hermosa es lo más importante, porque sino no vas a obtener nada en la vida, pero no es así. Para mí es muy importante enseñarle a las mujeres que no importa de la manera que seas, creo que hemos evolucionado bastante como sociedad para que nos interesen las banalidades de hace 100 años. Podemos tener una vida feliz, ser nosotras mismas, sin necesidad de tapujos, vergüenzas, que no sea como un impedimento para crecer, quiero decirles: ‘No importa lo que te digan, no importa lo que otros te hagan, lo más importante es lo que piensas acerca de ti mismo como persona y aceptarte como eres, quererte como eres, tienes que aprender a valorarte a partir de ti y no de lo que los demás digan’”, concluyó.