Amante de la pizza y de andar en moto, Paul Stanley reconoce que lo hace muy feliz trabajar, sueño que ha cumplido a lo largo de su trayectoria ¡Se caracteriza por siempre estar sonriendo!