Ver video

¿Qué hacer si se filtran tus fotos íntimas como le pasó a Lisette, de La Usurpadora?

facebook

twitter

whatsapp

Email

No publicar ningún tipo de fotografía o video del que no estemos seguros que nos gustaría ver dentro de 20 o 30 años sugiere la experta

Esta semana, 'La Usurpadora' sorprendió a su audiencia con una temática actual, que es muy controversial: la filtración de fotos íntimas. En el capítulo 16: Escandalo sexual en la casa presidencial, se revela que las fotos íntimas de 'Lisette', la hija más pequeña del presidente 'Carlos Bernal' y de 'Paola Miranda', fueron hackeadas, vendidas y posteriormente publicadas por una revista de espectáculos de distribución nacional.

Aunque la situación de 'Lisette' sea ficticia en este caso, la realidad supera a la ficción. Pues, actualmente, gracias y a causa de la tecnología, según sea el caso, cualquier persona con acceso a un dispositivo y a internet, podría encontrarse en esta posición de vulnerabilidad.

Por lo tanto, la escena que captura la desesperación de 'Lisette' al darse cuenta de que la revista ha publicado las fotos que había compartido con un joven de su edad , son impactantes. De ahí que resulte fácil sentir empatía por la vergüenza y la impotencia que siente al no poder revertir esta publicación.

Debido a la temática y a la relevancia coyuntural que aborda este tema, Las Estrellas entrevistó expertos en la materia para averiguar qué hacer y cómo actuar en un caso similar.

"En este momento hay un culto muy exacerbado a nuestro cuerpo; a cómo nos vemos, a que las personas nos admiren por cómo nos vemos o cómo somos. Eso, en muchas ocasiones, hace y provoca esta necesidad de querer compartir este tipo de imágenes", explica la psicóloga y maestra en sexología María Almela sobre las razones detrás del gusto o la curiosidad de retratarse de manera íntima.

Asimismo, Almela explicó que estas prácticas pueden ser con la pareja, incluso hacerlo puede formar parte del cortejo o de la sensualidad. Sin embargo, añadió: "Hoy en día se lleva también a las tecnologías de la información donde tenemos muy a la mano todas estas redes sociales y la posibilidad de publicarnos y publicitarnos. Por eso principalmente se hace; te quieres dar a notar, que te miren y lo malo es cuando después te arrepientes y no mediste el que quizás querías que te miraran en ese momento, pero no después, y cuando ya lo mandaste… se quedó para siempre".

Precisamente, esa es la intención de 'Lisette', compartir estas imágenes con Diego, con quien busca tener una relación y se encuentran en las primeras etapas de la conquista. No obstante, al darse cuenta del impacto que tuvieron estas imágenes, 'Lisette' no reacciona con calma. Todo lo contrario. Esta serie de sensaciones la orillan a atentar contra su vida, e ingerir un frasco de pastillas de prescripción médica.

Al respecto, el psicólogo Emiliano Villacencio y docente de la Universidad La Salle expuso qué podría pasar por la mente de alguien que se enfrenta a una situación así: “La primera reacción es de pánico y de alarma por la exposición que esta filtración le implica a su persona. Por supuesto que es una reacción natural.

Sin embargo, advierte el experto, "independientemente de la edad que se tenga hay que avisar y dar cuenta a nuestros seres queridos. (...) Hay que olvidarnos de la culpa, de la pena que pueda implicarnos y solo avisar. Es mejor que estén enterados por nuestros propios términos a que se enteren por fuera. De esa manera se podrán tomar acciones en familia y más si la persona es menor de edad, pues entonces es mandatorio que se les participe a los adultos; a los tutores para que ellos puedan asesorarse de manera legal o bien con las autoridades pertinentes”.

Por su parte, Almela aconsejó la prevención por arriba de la reacción: "Lo primero que podemos hacer al respecto es prevenir que suceda, en realidad, lo que hay que hacer es no publicar ningún tipo de fotografía o video del que no estemos seguros que nos gustaría ver dentro de 20 o 30 años. En el momento en que se la mandamos a alguien o en el momento en que la publicamos perdemos todo control sobre la imagen".

Tal y como le pasó a Lisette, pues las fotos iban dirigidas a Diego, quien desconocía que Molina, su tío, tenía interferido su celular, con lo que conseguiría las fotografías. Al tenerlas en su poder, Molina las usa en contra de Bernal, a quien busca destruir a toda costa sin importar quien está de por medio.

Almela recomienda tener mayor conciencia digital: "Lo que hay que hacer en estos tiempos donde somos tan vulnerables con las redes sociales y con la inmediatez del Internet es no publicar aquello que nos avergüence o aquello que consideremos que queremos mantener privado. Lo privado es privado. Existen muchos candados para proteger nuestra información, pero hay que saber que en el momento en que sale al ciberespacio estamos teniendo el conflicto de que ya no es nuestra esa información".

La experta concluye: "Siempre preguntémonos si nos vamos a sentir cómodos en un futuro con esta imagen y si no, lo mejor es no ponerla al servicio de los demás".

No te pierdas 'La Usurpadora' de lunes a viernes a las 9:30 pm por Las Estrellas.