Mujer elegante, arrogante y bella, de carácter fuerte y dominante.

Está acostumbrada a imponer su voluntad y es tiránica con sus hijas, las reprime y las mantiene encerradas en su casa.

Siempre consigue lo que quiere, por las buenas o por las malas. Se aferra a la religión de una manera enfermiza. Su mundo se reduce a su casa, su marido, la hacienda y Dios. La infidelidad de Bernardo la vuelve aún más egoísta.