De carácter fuerte, es el clásico empresario que se forjó a sí mismo desde abajo y que ahora se siente el dueño del mundo. Su poder será importante en el contexto de la cancelación del compromiso de su hija Estefanía por parte de Sebastián.

Darío tendrá formas de presionar a Sebastián y a Juan para que le cumplan a su hija. Además, se puede aliar con Leonora y ambos crear una simbiosis para lograr la boda y expulsar a las “ilegítimas”, como llaman a las hijas de Juan.