Todoelmundo, además de ser guía de turistas y de conocer todo el pueblo, también se sabe los chismes de todo el mundo. Él conoce vida y milagros de todos los habitantes y, a veces, cuando no hay turistas que guiar, se dedica a recabar información, platicando con todo el mundo, yendo a “La Dolo- rosa”, tomando un café con éste o con el otro; sabe sacar provecho de la tecnología.

Es un personaje con tintes de comedia; no le para la boca y, a veces habla de más y, al hacerlo, cuando se da cuenta se pone colorado y se lleva la mano a la boca.