Televisa

Angelique Boyer habla sobre su carrera: 'Te da más de lo que puede llegar a quitarte'

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz asegura que ha sido todo un reto separar su vida personal de la pública, pero al final, todo ha valido la pena

Nacida en Francia, Angelique Boyer llegó a la Ciudad de México a los 2 años de edad. Muy pronto quedó cautivada con lo que veía en televisión nacional y descubrió su pasión por el mundo del espectáculo.

“Desde niña soñé con estar en la pantalla mexicana, entrar a los hogares y atrapar al público como a mí me atrapó en la infancia”, cuenta en exclusiva.

Haciéndole caso a sus deseos e instintos, Angelique incursionó primero en el mundo del modelaje, después ingresó al Centro de Educación Artística Infantil y atravesó por su etapa musical cuando formó parte del grupo pop Rabanitos Verdes, conocido por interpretar el tema principal de la telenovela ‘María Belén’ (2001).

Finalmente, tres años después, llegó a su vida ‘Anette’, el primer personaje al que dio vida en un melodrama (‘Corazones al límite’, 2004). Ese mismo año, fue elegida por Pedro Damián para ser ‘Vico’ en la icónica telenovela ‘Rebelde’. A partir de entonces, y tras el éxito rotundo del melodrama, su vida cambió por completo.

Poco a poco fue formando la sólida carrera que hoy la hace una de las actrices más queridas de México y, en el camino, recibió mucho más de lo esperado: “Es una profesión que te da más cosas de las que te puede llegar a quitar. Yo siempre lo he visto de esa manera. Nunca he sentido que he hecho un sacrificio. Al contrario, siempre he recibido cosas hermosas”, narra.

'Teresa’, ‘Lucía Borges’ (‘Amar a Muerte’), ’Montserrat’ (‘Lo que la vida me robó’) y actualmente ‘Elisa Cantú’ en ‘Imperio de Mentiras’, son algunos de los memorables personajes que ha interpretado en televisión, caracterizados por ser mujeres que luchan por sus sueños, no se dejan vencer pese a las adversidades que las rodean y buscan su plenitud antes que al amor “verdadero”.

“Yo creo que hoy en día es completamente natural ver a personajes que primero busquen conocerse a sí mismos antes que vivir un sueño que nos han vendido las mismas historias de novelas; cuentos color de rosa. Pero en realidad ni el amor ni las vidas son así de perfectas”.

A lo largo de su carrera, Angelique no sólo ha dado voz a estas mujeres, ganándose el cariño y reconocimiento por ello, también ha sabido vencer las adversidades, algo que ha logrado al mostrarse tal y como es fuera de la pantalla, sin justificarse por nada de lo que hace.

Es bien fácil juzgar y señalar y pues nada más por ser imagen pública hay que tener que dar explicaciones, pero creo que he aprendido cada vez más a explicar menos. Creo que la gente no necesita eso para seguir con su vida. Lo que pasa en mi vida no repercute nada en la vida de los demás, entonces hay que tratar de separar la vida personal y la vida pública; es un reto, pero es algo con lo que seguiré enfrentándome toda mi vida”, concluye.