Jugador de fútbol, y buen estudiante. Es educado, fuerte, disciplinado, seguro, competitivo, de buenos sentimientos, celoso y en la adolescencia, rebelde. Es ingenuo, sencillo, simpático, con una sonrisa encantadora y un gran don para jugar futbol, que es su vida. Tita es su adoración, es su maestra de vida, quien le enseña que sin esfuerzo no hay recompensa y los milagros no se esperan, se buscan.

En su camino hacia convertirse en un profesional del futbol, hará amigos, enemigos, se enamorará y se convertirá en todo un hombre teniendo siempre en cuenta que antes que cualquier cosa, están la familia y ser un buen ser humano, aunque a veces esto lo perjudique o lo meta en problemas.