Lo que la vida me robó

Alejandro corre a Rosario de la hacienda sin compasión

Por no vigilar bien a Montserrat, Alejandro corre a gritos a Rosario de su casa.
Se ha copiado la URL