Susana es una mujer sumamente fuerte, con gran personalidad. Ella siempre se muestra serena, con un espíritu y mentalidad que la hacen buscar la simplicidad para alcanzar los fines que quiere. Para Susana, su meta en la vida ha sido alcanzar el éxito profesional por encima de todos los frentes, incluso la familia. Esta situación le ha causado muchos problemas y pesares, pero para ella sus acciones están completamente justificadas ya que existe un bien mayor.

Susana nació del matrimonio de Crisanta y Canuto en Baja California Sur. Desde muy pequeña, ella vio cómo su madre y su padre trabajaron juntos para salir adelante y construir un mejor modelo de vida. Crisanta era una pescadora y Canuto era un comerciante que unieron fuerzas para traer a una niña a un hogar donde no faltara absolutamente nada. A través de estas acciones, Susana creció siempre entendiendo que el trabajo era una parte vital de la vida si uno deseaba salir adelante. Para aquellos que ganan todo con el sudor de su frente, hay una recompensa. Con esto en mente, Susana se dedicó al estudio, pensando siempre en que ayudaría a sus padres y les pagaría con creces todo lo que le dieron a ella. Asimismo, pensaba que cuando llegara el momento, Susana tendría ya toda una casa y un estilo de vida donde si nacía un hijo, tendría todo lo que necesitaba.

Susana conoció a un hombre muy guapo y estudioso, Eduardo Legorreta, un estudiante de medicina. Ambos se enamoraron y se dejaron llevar por la pasión, así nació Axel. En un principio fue complicado, porque ninguno de los dos tenía las metas que habían deseado alcanzar, ni se encontraban en una posición que les permitiera brindarle todo lo mejor para que creciera sin preocupaciones.